Denominación Descripción
Acromatopcia Anomalia congénita
que se caracteriza por la ceguera total o parcial a
los colores debido a la
ausencia o anomalia de
los conos de la retina
Albinismo Iris translucido por disminución o ausencia de pigmentación
Aniridia Ausencia parcial o total del iris. De origen hereditario
Cataratas Congénitas

Opacidad congénita de etiología hereditaria, embriopática (rubeóla) o metabólica (galactosemia) que afecta al cristalino.
Puede asociarse a otras anomalías congénitas (Sindrome de Down, Sindrome de Marfan)

Coloboma Ausencia o malformaciones congenitas o adquiridas en las estructras del ojo (iris, coroides, retina...) que consisten en fisuras con pérdida de líquido, debido a un cierre imperfecto de la hendidura fetal
Desprendimiento de retina Agujeros, desgarros y separación entre la retina y la coroides consecuente a traumatismos o a enfermedades oculares.
Fibroplasia retrolental Hipervasculación y aparición de pliegues en la retina desde su periferia hacia el vitreo por administración excesiva de oxígeno a bebés prematuros
Glaucoma

Aumento de la presión intraocular en el flujo de salida del humor acuoso, que produce daño en los tejidos del ojo.
Puede ser congénito, asociado a otras anomalias congénitas o secundario a enfermedades, traumatismos o intervenciones quirúrgicas oculares.

Síndrome de Marfan De carácter hereditario, afecta a diversos órganos del cuerpo (problemas cardiovasculares, anomalias en el esqueleto, etc.) entre los que está el ojo.
Retinopatía Diabética Alteraciones de la retina como consecuencia de la diabetes mellitus.
Retinosis pigmentaria Degeneración progresiva crónica de la capa pigmentaria de la retina de origen congénito hereditario o que se desarrolla en la infancia.
Miopía degenerativa o patológica De caracter hereditario. Se caracteriza por un aumento severo y progresivo de la miopía. La retina se extiende y se afina a medida que el ojo continúa alargánndose desde adelante hacia atrás.