Sindrome de Wardenburg: ocasiona una hipoacusia
neurosensorial

Sindrome de Alstrom: ocasiona una sordena neurosensorial
progresiva que se inicia a los 5-8 años de edad

Síndrome de Usher:
es un grupo de características
genéticas que implican pérdida auditiva y alteraciones
visuales provocadas por la presencia de retinosis
pigmentaria, de origen hereditario. Existen tres tipos de
Sindrome de Usher:

Tipo I: Las personas afectadas son
sordos profundos de nacimiento, presentan Retinitis
Pigmentaria aunque sus síntomas no sean evidentes en un
principio. En ocasiones manifiestan problemas de
equilibrio.

Tipo II: Las personas afectadas suelen presentar una
pérdida auditiva estable y moderada, Retinitis Pigmentaria
y no presentan problemas de equilibrio.

Tipo III: Las personas afectadas posiblemente nacieron
con una buena audición o con una ligera pérdida que
aumentó progresivamente. Presentan Retinitis Pigmentaria
y en algunas ocasiones aparecen problemas de equilibrio.
La ceguera nocturna aparece en la infancia y /o
adolescencia.