Deficiencias Auditivas:

Se define como Sordera a la pérdida auditiva parcial o
total, provocada por patologías que pueden afectar
en distintos niveles al órgano de la audición, ya sea en
el oído externo, oído medio y oído interno.

Clasificación:
Desde el punto de vista terapéutico las deficiencias
auditivas se clasifican en:


a) Hipoacusias de Transmisión o de Conducción:

Son aquellas en que la dificultad se produce en el oído
externo y/o en el oído medio, es decir, en el sistema
mecánico de conducción del sonido y se manifiesta
como un descenso de la audición por vía aérea con
integridad de la percepción por vía ósea. Requiere de
tratamiento médico y/o quirúrgico.

b) Hipoacusias de Percepción o Sensoriales:
Son
aquellas en que la dificultad ocurre en el oído interno
(órgano de Corti), y/o en las vías nerviosas
encargadas de transportar el sonido al cerebro.
Requiere de rehabilitación fonoaudiológica y uso de
aparatos de amplificación.

c) Hipoacusias Mixtas: Es una combinación de
deficiencias auditivas de transmisión y de percepción,
es decir, la dificultad está a nivel del oído externo,
medio e interno.