El tipo de establecimiento educacional al cual asista
un alumno con discapacidad motriz dependerá del
grado de afección y la presencia o ausencia de algún
déficit agregado.

La tendencia educacional actual promueve la
integración educacional de todas aquellas personas
que se vean beneficiadas con el sistema educacional
regular.

Si el tipo de discapacidad no involucra otro déficit
agregado no se justifica ni se recomienda la educación
segregada, por otra parte si el alumno presenta un
grado de afección muy alto que compromete en gran
medida su autonomía y/o posee un multidéficit, se
recomendará la asistencia a una escuela diferencial
que pueda satisfacer de mejor manera sus
requerimientos específicos.