Son aquellas que producen un menoscabo en a lo
menos un tercio de la capacidad física para la
realización de las actividades propias de una persona
no discapacitada, de edad, sexo, formación,
capacitación, condición social, familiar y geográfica,
análogas a las de la persona con discapacidad.