El colegio Santa Lucía atiende a una población de 124 alumnos
con discapacidad visual, la cual puede ser parcial o total. El
colegio también funciona como internado, acogiendo a
alumnos provenientes de regiones que permanecen durante
toda la semana, retirándose a sus hogares durante los fines
de semana. Los alumnos tienen la posibilidad de realizar su
enseñanza básica completa en el colegio, desde pre-básica a
octavo básico. Además cuenta con un área de integración
que ofrece apoyo a aquellos aprendices que han sido insertos
en el sistema de educación regular, ya sea en el nivel básico o
medio.