La química se manifiesta en los cambios fundamentales de la naturaleza y estructura de los materiales. El subsector de química se orienta a que los alumnos y alumnas se familiaricen con una comprensión de cómo y por qué ocurren tales cambios, así como con el procedimiento experimental que caracteriza a la química como ciencia. La comprensión de la composición, estructura y propiedades de la materia y los mecanismos de su transformación abre ilimitadas posibilidades de entendimiento acerca de la naturaleza, la vida, el universo; también acerca de la tecnología que impregna la vida moderna.

El currículum de química busca que todos los alumnos y las alumnas posean una cultura científica que les permita apreciar los procesos químicos del mundo natural y los creados por el ser humano; y desarrollen en este proceso sus capacidades intelectuales y su motivación por querer saber más acerca de la química del mundo que los rodea.

Durante los cuatro años se promueve un aprendizaje activo en el cual se insta constantemente a los estudiantes a desarrollar experimentos, a buscar antecedentes bibliográficos y a elaborar informes que les permitan organizar su conocimiento y entendimiento. A través de estos procedimientos se busca desarrollar las competencias y habilidades intelectuales propias del trabajo en ciencias, así como hábitos de responsabilidad, perseverancia, cooperación y trabajo en equipo.