Para evaluar un microproyecto, se recomienda evaluar en términos cuali y cuantitativos en cada una de las etapas y cada una de las etapas que lo conforman, es decir, es tan importante la evaluación de la metodología empleada, como la evaluación de los logros de los aprendices.

Para hacer efectiva la evaluación de la etapa sugerimos utilizar listas de cotejo que permitan detectar los problemas presentados en la etapa de desarrollo, con el objetivo de prever y retroalimentar constantemente la etapa, le presentamos un ejemplo.

Para la evaluación pedagógica se sugiere utilizar diversos tipos de instrumentos de evaluación, dependiendo de lo que desee medir y el contexto en que se realizará. La siguiente tabla, organiza los tipos de instrumentos y su uso dentro de una metodología constructivista.