LA EDUCACIÓN A DISTANCIA EN EL UMBRAL

DEL NUEVO PARADIGMA TELEMÁTICO

José Ramón Ortiz
(Universidad Nacional Abierta, Venezuela)
e-mail: jrortiz@reacciun.ve Fax: Caracas-5749913




Uno de los retos que tiene la Educación en general, y la Educación a Distancia en particular, es su adaptación al nuevo escenario que representa el Paradigma Telemático.Tenemos que tomar en cuenta que la educación abierta y a distancia está cambiando, al igual que la estructura tradicional de la universidad está cambiando. El problema para los educadores a distancia no sólo va a ser cómo aplicar las nuevas tecnologías a la educación a distancia sino en qué forma el significado del término distancia esta cambiando con las nuevas tecnologías telemáticas.

El objetivo de este artículo es dar algunas ideas de transición sobre la forma en que una universidad a distancia como la UNA puede adaptarse a este nuevo paradigma comunicacional que llamamos Paradigma Telemático.
 
 

Contexto: Modelos de Educación a Distancia
 
 

El sistema de educación a distancia, generalmmente está conformado por dos subsistemas:

A) Subsistema de Diseño y Producción de los Materiales Instruccionales

B) Subsistema de Apoyo o Servicio al Estudiante

Utilizando estos dos subsistemas como indicadores podemos resumir esquemáticamente la historia de la educación abierta y a distancia en tres etapas o modelos que se han venido desarrollando a lo largo del tiempo:

1) Educación por Correspondencia: Los primeros estudios por correspondencia datan del siglo pasado, alrededor de 1840, y consistían en cursos variados de oficios y profesiones como taquigrafía, contabilidad, apreciación literaria, etc.

A) Estos cursos por correspondencia estaban conformados por un conjunto de materiales impresos (folletos o fascículos) distribuidos por el correo.

B) No se tomaba en cuenta ninguna forma de apoyo al estudiante más allá del material impreso. (Holmberg, 1989).

La tecnología emergente que facilitó este modelo de educación fue el desarrollo de las comunicaciones por tierra, aire y mar, así como de la institucionalización del sistema de correos en la sociedad.

2) Educación Abierta y a Distancia : A partir de 1960 y debido al auge de los medios audiovisuales masivos (radio y televisión) y de nuevos sistemas integrados de producción y distribución, se hace posible un nuevo modelo de educación abierta y a distancia que Peters (1989) lo consideró como un modelo industrial de educación, ya que modelaba el proceso de enseñanza y aprendizaje como un proceso industrial. Este modelo era, potencialmente, capaz de implementar los estudios superiores y universitarios a distancia.

En este modelo el proceso de enseñanza aprendizaje se basa en:

A) Un paquete instruccional que cuenta con material impreso, audiovisual y cada vez más material electrónico.

B) En general depende de una comunicación masiva, de uno a muchos, apoyados por la radio y la televisión, dejando al correo como medio de vuelta del estudiante (via de respuesta del estudiante –medio de vuelta – a los apoyos impartidos por medios– medios de ida –masivos). La Open University del Reino Unido representa el ejemplar más exitoso (y quizas único) de este modelo, a nivel universitario.

El apoyo al estudiante se realiza a través de programas de asesorías, presenciales, individuales y grupales, escuelas de verano, etc. El cual se lleva a cabo a traves de los asesores o tutores que se encuentrán distribuídos regionalmente. Además de este recurso propio, cuentan con asesorías realizadas por personal externo, principalmente constituído por profesores de otras universidades.

Sin embargo, aunque este modelo supera la distancia, la propia masificación del aprendizaje al considerar un "estudiante promedio" deja poco espacio para la educación o aprendizaje independiente, aquella que trata de amoldarse a la forma de aprendizaje de cada individuo.

Michael Moore define el "estudio independiente" como:
 
 

"Todo programa educativo en el cual el programa de aprendizaje ocurre separado en tiempo y espacio del programa de enseñanza, y en el cual el estudiante tiene al menos tanta influencia como el docente en determinar las metas, recursos y tomar decisiones sobre la evaluación." (Moore, en Sewart(1983): 78). 3) Educación Telemática: A partir de 1990 se hace cada vez más patente la emergencia de un nuevo modelo de educación, que muchos creen que va a hacer converger la educación presencial o tradicional y la educación a distancia, influido directamente por las nuevas tecnologías comunicacionales basadas en la comunicación de doble vía e interactiva. El boom industrial de la comunicación de masas de uno a muchos (prensa, radio y televisión) se transforma en un modelo de comunicación interactiva: de uno a muchos, de muchos a uno, de uno a uno, de muchos a muchos (correo electrónico, redes telemáticas). Este nuevo modelo abre una nueva perspectiva al estudio independiente, al poder ofrecer al estudiante una mayor independencia a través de la interactividad telemática, que pone a disposición del estudiante un sinnumero de recursos para el aprendizaje

A) En este tipo de educación el subsistema de producción de los materiales instruccionales se basa cada vez más en un diseño integrado de medios, que se puede orientar hacia el multimedia y la página electrónica. Los matriales instruccionales son producidos electrónicamente y altamente interactivos. Cursos como hipertexto, homepage en la web.(WWW). La impresión de estos programas multimedia o hipertextos serían equivalentes a los textos impresos.

B) El subsistema de apoyo al estudiante explota las Redes Telemáticas como apoyo al estudiante. Donde la asesoría tradicional y presencial es ampliada y complementada por asesoria por correo electrónico y servicio en línea integrado a redes telemáticas como Internet.

Cada Centro Local cuenta en el nodo de la red telemática toda la informacion del sistema. Por ejemplo las pruebas de evaluación estan en todos los centros locales y por lo tanto el problema del transporte de las pruebas y algunos problemas subsecuentes se eliminan en este modelo.

Este tipo de educación está representada hoy en día, en su forma más extrema o de vanguardia por lo que podríamos llamar universidades virtuales: constituídas salones de clase virtuales.

Estas tres etapas en la evolución de la educación abierta y a distancia son corroboradas por Nipper (1989), al utilizar un modelo analítico para identificar estas tres generaciones de educación a distancia y establecer cómo están relacionadas con el desarrollo de tecnologías comunicacionales, de distribución y de producción. Nipper identifica a los sistemas teleinformáticos como la «tercera generación de sistemas de Educación a Distancia». La primera generación la constituían los sistemas de educación por correspondencia; la segunda generación por los multimedios, como es el caso, como señalamos anteriormente, de la Open University y del Reino Unido, que utiliza materiales didácticos, audio y videocassettes, radio, televisión y computadoras en el diseño de sus materiales instruccionales. En la primera y segunda generación, el proceso de comunicación tenía una prioridad baja y era principalmente de una sola vía. En los sistemas teleinformáticos la comunicación de dos vías es lo esencial, ya que estas permiten el uso óptimo de la interactividad y el desarrollo del estudio independiente, logrando la síntesis de los medios masivos tipo broadcasting y el libro de texto, con medios interactivos que acrecentan el estudio independiente como lo son el multimedia y los libros de páginas electrónicas.
 
 

El Modelo UNA
 

El modelo de la UNA se basa en el modelo industrial utilizado por la Open University del Reino Unido, aunque algunas veces se le ha llamado artesanal, y podríamos afirmar que ocupa un espacio entre el modelo por correspondencia y el modelo industrial. A diferencia del modelo industrial se basa casi únicamente en el libro de texto, y por lo tanto carece de medios alternativos, caraterística principal del modelo industrial.

A) Las UID (unidades integradas de diseño) se consideraron, en el caso de la UNA, nada más en el momento de elaborar los materiales instruccionales impresos que principalmente consistían en libros de texto, Estas UID estaban conformadas por: especialista en contenido, diseñador de instrucción, productor de medios, y evaluador de instrucción (muy parecida a los equipos (team course) de la Open University).

La labor de revisión de los módulos, que a manera de capítulos, conformaban el libro de texto, estuvo a cargo de expertos. Es decir, la única evaluación de los materiales instruccionales fue en función del juicio de expertos, cuya experticia nunca iba máss allá del libro de texto y su contenido.

Después de una producción bastante abundante en los primeros años de la década de los ochenta, y una vez culminada la primera producción de textos para satisfacer todas las carreras ofertadas por la UNA. Desde 1985 no se renuevan, practicamente los textos que constituyen los cursos.

(En la Open University las UID están permanentemente activas y por lo tanto sus cursos están innovándose constantemente).

Hubo dificultades en formar equipos interdisciplinarios efectivos para las UID. El Subprograma de Diseño desapareció y con ello la producción de los materiales instruccionales. Podríamos comparar este modelo de la UNA como un Modelo Editorial, cuyo principal objetivo es producir libros de texto para los diferentes cursos que componen los diferentes curricula de la UNA.

B) El apoyo institucional, el apoyo al estudiante ha sido principalmente realizado por los asesores, cuya tarea es en general ayudar al estudiante con el libro de texto, para lo cual además de la asesoría presencial individual se recurren a trabajos grupales y talleres bajo la conducción de los asesores. La asesoría es la asistencia académica que se le brinda a los estudiantes que tienen necesidad de ella y que debe constituirse en efectiva situación de aprendizaje, es decir, en una actividad o conjunto de actividades que realizan los que aprenden.

Según la OU el rol del asesor es:
 
 

"Asegurar que los estudiantes han comprendido totalmente las ideas y argumentos presentados en las unidades y programas de los cursos y también remediar las debilidades académicas de los estudiantes. El asesor es visto como un agente o facilitador del aprendizaje, más que como su fuente y este es un cambio en perspectiva al cual, algunos profesores de educación superior, encuentran gran dificultad para adaptarse." (Casas, 1993) En el comienzo de la UNA, en 1979, se concibe de una forma general el perfil del asesor como: un profesional especializado en determinada área del conocimiento, en la que presta asesoría académica a un grupo de estudiantes en una o más asignaturas de estudio, en un Centro Local de la Universidad.

No existe ni ha existido una clara definición de la labor de Asesoría en la UNA. Tanto el Proyecto UNA (1970) como el Reglamento UNA (1993) no dicen nada al respecto. Tampoco ha sido definida la asesoría a nivel del diseño curricular y de instrucción. Ante esta falta de política académica y diseño académico, la Asesoría ha quedado relegada a la acción de los asesores en los centros locales.

El perfil actual del Asesor de la UNA coincide a grosso modo con la categoría de profesor de clases particulares. Es decir, su principal objetivo es ayudar al estudiante UNA a salvar el escollo de la evaluación, aprobar los objetivos requeridos para aprobar la asignatura en cuestión. Sólo se le exige para su contratación el título universitario en una área académica, sin tomar en cuenta la competencia propia de la educación a distancia. Tampoco recibe ninguna inducción en la modalidad de educación a distancia.

Al carecer la asesoría de una descripción funcional y de una instrumentación tecnológica, no existe relación factible entre el asesor, el bloque de asignaturas que asesora y el número de estudiantes que atiende. De esta forma la asesoría se ha organizado de forma silvestre alrededor del centro local, de acuerdo con el número de la matrícula y los bloques de asignaturas.

De acuerdo con con estos planteamientos vamos a tratar de sugerir un camino razonable para pasar del modelo industrial o artesanal de educación a distancia al modelo telemático, a través de un modelo escalonado que se vaya implementando de acuerdo a las posibilidades de la institución, es decir que posea una red de seguridad a la hora de saltar hacia el vacio. Este modelo regulativo va a estar estructurado en los dos subsistemas básicos de la educación a distancia que hemos considerado en este artículo.
 
 

A) Modelo Regulativo de Producción, Diseño y Distribución de los Materiales Instruccionales a la luz del Paradigma Telemático
 

Características Regulativas del Modelo: ¿Qué características queremos que posea el nuevo modelo de diseño y producción de materiales instruccionales? Estas pautas nos sirven de orientación (el deber ser) al modelo real:

1) Debe hacer énfasis en el aprendizaje: en la enseñanza centrada en el estudiante (estudio independiente).

2) Debe incorporar las nuevas tecnologías de telecomunicaciones e informáticas (telemáticas) tanto en el diseño como en la producción y distribución de los materiales.

3) Debe explotar al máximo, casi en forma ideal, el modelo multimedia de diseño de cursos.

4) Debe incorporar una evaluación formativa-sumativa, implícita en el material instruccional.

5) Debe garantizar que el estudiante realice las actividades mínimas necesarias para enfrentar la evaluación de los contenidos del curso.

6) Debe tratar de ofrecer formas de evaluación alternativas para los contenidos del curso.

7) Debe contener las principales actividades de asesoría y orientación (apoyo al estudiante) que requiera la especificidad del curso. (actividades de estudio grupal, asesoría electrónica, correo electrónico, etc.)

8) Sugerencia: Los cursos deberían ser estructurados y evaluados por módulos.
 
 

B) La Mentoría y el Nuevo Educador Telemático

Se tiene que tomar en cuenta que la educación a distancia está cambiando al igual que la estructura tradicional de la universidad está cambiando. Algunos autores resumen este punto diciendo que ambas convergen.

El problema para los educadores a distancia no sólo va a ser cómo aplicar las nuevas tecnologías a la educación a distancia sino en qué forma el significado del término distancia esta cambiando con las nuevas tecnologías telemáticas.

Uno de los principales énfasis en esta etapa de la educación a distancia es la reformulación de la función del educador a distancia. Se requiere definir un nuevo tipo de mentoría académica, donde llamamos "mentoría" al conjunto de roles que debe cumplir el educador a distancia, y que constituye un proceso dentro de la educación a distancia.

La educación a distancia para su éxito depende de un nuevo educador, un mentor que se desenvuelva seguro y con experiencia dentro de la modalidad a distancia, que utilice los medios en forma creativa y mantenga un alto nivel de interactividad con el estudiante.

La interactividad tiene muchas formas, no sólo el video y el audio o la comunicación electrónica, esta interactividad también representa la conexión que el estudiante siente con el educador y la institución a distancia. Se debe crear una comunicación de doble vía, una vía esta bien para transmitir información, el conocimiento requiere de la retroalimentación es decir de una comunicación de doble vía.

Los estudiantes requieren apoyo y dirección para poder hacer la transición del ambiente caracterizado por el salón de clases convencional a la modalidad de estudios a distancia más centrada en el autoaprendizaje, y para lo cual el estudiante necesita las herramientas correctas para sustituir al instructor presente en la educación tradicional.

La función de facilitador trasciende la función del catedrático, donde el proceso enseñanza y aprendizaje descansa en el educador y la enseñanza, el facilitador se centra en el estudiante y el aprendizaje, tratando de ser un mediador y guía en el proceso de descubrimiento y creación de nuevo conocimiento por parte del estudiante.

El nuevo educador debe considerar los diferentes estilos de aprendizaje del estudiante: cooperativo, competitivo o individualizado, y adaptarse a través de un diseño de instrucción lo suficiente flexible, a las exigencias y preferencias de los estudiantes.

La capacitación del personal docente a distancia en las nuevas destrezas que requieren las nuevas tecnologías es fundamental en el umbral del paradigma telemático. La incorporación de la innovación tecnológica dentro del proceso de mentoría de la educación a distancia es uno de los objetivos específicos que deben ser enfrentados si queremos construir un sistema de educación a distancia que pueda ser utilizado efectivamente para superar las condiciones de subdesarrollo de muchos de los países que conforman la Región.

A pesar de que la tecnología es parte fundamental de la educación a distancia, no debemos olvidar que todo programa educativo efectivo debe basarse principalmente en las necesidades instruccionales del estudiante a quien va dirigido dicho programa.

La base teórica de los modelos instruccionales que caracterizan a la educación a distancia han sido principalmente el modelo de procesamiento de la información, basado en el concepto de la computadora y su procesamiento de la información a través de operaciones formales. En este modelo un educador puede transmitir un contenido o un paquete de información al estudiante a través de una representación exterior, una idea abstracta es presentada como una imagen concreta en un medio particular. El estudiante por su parte recibe, percibe y decodifica la información, desarrollando su propia imagen (aquí podríamos añadir otros factores) y la utiliza para construir nuevo conocimiento que va a depender de su conocimiento anterior y sus propias habilidades.

El otro enfoque es de base constructivista, en la cual el estudiante va construyendo su propia representación interna del conocimiento a través de la interacción con los materiales instruccionales. En este enfoque se encuentran dos corrientes una de la cognición situada (situated cognition), y la otra basada en la solución de problemas . A pesar de la diferencia de estas dos corrientes, en la práctica el diseñador de instrucción constructivista parte de objetos y eventos que reflejan el ambiente cotidiano de los estudiantes. Y a partir de estos objetos desarrollan una presentación en la cual el estudiante construye nuevo conocimiento al interactuar con el material instruccional.

Schlosser y Anderson (1994) consideran el siguiente conjunto de habilidades que los educadores deben aprender cuando asumen el rol de educadores a distancia y que nosotros podemos extender al educador del nuevo paradigma telemático:

— Entender la naturaleza y la filosofía de la educación a distancia y bajo el influjo del nuevo paradigma telemático.

— Identificar las características del estudiante o participante más allá de las fronteras geográficas, y asumiendo diferentes contextos..

—Diseñar y desarrollar cursos interactivos que utilicen en forma apropiada las nuevas tecnologías.

— Adaptar las estrategias de enseñanza y aprendizaje para la educación a distancia o telemática.

— Organizar los recursos instruccionales en un formato o diseño capaz de potenciar el estudio independiente.

— Entrenarse en la práctica de los nuevos sistemas telemáticos.

— Involucrarse en la organización, planificación y toma de decisiones.

— Evaluar la actitud de los estudiantes hacia los nuevos medios telemáticos

— Ser un agente innovador tanto tecnológica como socialmente
 

Advertencia Final: Preparación para el Cambio
 

Estamos inmersos en una revolución, un cambio paradigmático, resultado de la convergencia creativa de las tecnologías (tele)comunicacionales e informáticas en lo que llamamos el paradigma telemático, y cuyo efecto más dramático va a ser sobre la sociedad y la cultura ya que esta revolución es acerca de la comunicación humana más allá de las propias tecnologías que la impulsan: Porque los problemas técnicos son fáciles de superar en comparación con los cambios sociales, organizacionales y culturales que nos esperan. Sabemos que el principal enemigo de la innovación tecnológica es la resistencia al cambio. Debemos cambiar nuestra forma de preguntar de ¿cómo podemos hacerlo mejor? a ¿por qué hacemos lo que hacemos? De ¿cómo podemos usar la tecnología para hacer mejor las cosas que hacemos? a ¿cómo usar la tecnología para hacer las cosas que todavía no estamos haciendo?

Las nuevas tecnologías, por lo general, pasan a través de tres etapas. En la primera etapa, la nueva tecnología sigue el camino de menor resistencia en el mercado actual (las computadoras compiten con las máquinas de escribir). En la segunda etapa, los usuarios mejoran o remplazan tecnologías previas con la nueva tecnología (las computadoras desplazan a las máquinas de escribir). En la tercera etapa, los usuarios descubren nuevas funciones para la tecnología, y, basándose en sus atributos se pregunta: ¿Qué puedo hacer ahora que no podía hacer antes? (puedo conectarme a una red e intercambiar información, o utilizar el correo electrónico para buscar información).

El punto que queremos remarcar es que la tecnología educativa va a transformar la organización del proceso de enseñanza y aprendizaje:
 
 

"El poder real de la tecnología no es hacer que los viejos procesos funcionen mejor, sino hacer que las organizaciones sean capaces de romper los viejos moldes y crear nuevas formas de trabajo y funcionamiento" (Lane & Cassidy, 1994). Todo modelo que pretenda el avance social, donde igualamos el avance social con la superación de la ignorancia, debe enfrentar el cambio social y la innovación. Este cambio o innovación tecnológica preconizada por el paradigma telemático induce un cambio y un desafío social muy difícil de superar si nos encadenamos al muro de la tradición y negamos el compromiso con el futuro.

Nuestra tarea principal como educadores sigue siendo la humanización del universo, tal como la entiende Federico Riu:
 
 

"Tan sólo en esta fase actual tiene sentido real hablar, a través de la técnica de una «humanización del universo». Pero esta expresión no significa, como usualmente se interpreta, lograr que las cosas que el hombre, por medio de la técnica, humaniza, (sus obras, artefactos, planes, etc.) se ajusten a lo que se supone que son límites infranqueables de estilo natural, dados y normados por la misma naturaleza, sino, al contrario, significa crear un mundo artificial por transformación del mundo natural aparencial, y significa sobre todo que el hombre no se sienta extraño a sus propias creaciones.....emprender la tarea de humanizar la tecnología no es someterla a los supuestos límites naturales, sino, a la inversa, sometiendo nosotros a ella lo que todavía nos quede de natural." (Riu, 1992).
 
 
 
REFERENCIAS
 
Casas, M. (1993) Informe de Investigaciones Educativas, vol II 1-2.
 

Daniel, J. S. (1990) "La educación a distancia y los países en vías de desarrollo"en ICDE (XV Conferencia Mundial-Caracas.

Garrison, D. R. & Shale, D. (Eds.) (1990) Education at a Distance. Malabar, Krieger.

Holmberg, B. (1989) Theory and Practice of Distance Education. Routledge. Londres

Lane, C y Cassidy, Sh. (1994) The Role of Technology in the Systemic Reform of Education and Training. Ed Journal. June Volume 8 # 6.

Nipper, S. (1989) "Third generation distance learning and computer conferencing" en Mason & Kaye, Mindweave. Communication, Computers and Distance Education. Permagon. Oxford.

Peters, Otto (1989) The iceberg has not melted: further reflections on the concept of industrialization and distance teaching. Open Learning 4 (3), 3-8, Nov. 1989.

Riu, Federico (1992) Un ensayo sobre J. D. García Bacca. Papeles filosóficos #1. UCV. Caracas,

Sewart, D. (et al Eds.) (1983) Distance Education: International perspectives. Croom Helm.

Schlosser & Anderson (1993) Distance Education: review of the literature. Washinton, DC: AECT.