EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

PROPUESTAS PARA UN MARIDAJE EXITOSO

Washington Martínez D'Alessandro
Nora Induni
fax: (598-2) 480 36 49


En el mundo de hoy, tanto a nivel regional, como internacional, la tecnología es fuente de posibles innovaciones en todos los campos.

En la educación, ésta puede ser el motivo para repensarla, de manera que la misma educación sea motor de cambio. Integrar la tecnología a la educación requiere de una política educativa, por lo que en este trabajo se aspira a enunciar ciertos principios básicos y proponer pautas para una integración exitosa que considere el planeamiento, los recursos humanos, los aspectos institucionales, las estrategias de desarrollo, la investigación, la formación permanente y la cooperación a todos los niveles. Es necesaria la reflexión sobre estos puntos clave para que los cambios sean controlados y controlables y se orienten hacia futuros deseables.
 
 

LOS ESCENARIOS DE HOY

Recientes estudios parecen concordar en el siguiente diagnóstico:

En lo internacional los procesos pueden caracterizarse por: globalización, internacionalización, crecimiento del comercio y apertura de las economías, actualización de la regulación internacional del comercio de bienes y servicios (OMC - Ronda Uruguay del Gatt), predominio de la gestión descentralizada en las economías y avances de la privatización y desregulación en nuevas áreas, cambios en la ponderación de los factores de la competitividad (más incorporación de conocimientos y atención al mercado, calidad y satisfacción de normas sobre sistemas y procesos productivos, preservación sostenible de los recursos, innovación en la gestión), aceleración de los cambios científicos y tecnológicos, en la información y en las comunicaciones, cambios en las actuaciones gubernamentales y en las intervenciones de la sociedad civil, búsqueda de marcos estables y menor discrecionalidad en las políticas nacionales tradicionales, desarrollo expandido de reformas institucionales a nivel de los estados y de la educación. Tendencia a tener Estados más pequeños y más eficientes y como consecuencia menor carga impositiva.

Los estados, en el nuevo marco internacional y manteniendo la exigencia de economías abiertas, procuran adecuar las condiciones internas para actualizar sus ventajas competitivas, una parte significativa de las cuales radica en sus recursos humanos y en la capacidad para incorporar nuevas tecnologías y métodos de gestión.

En lo regional se ha completado y está en proceso de perfeccionamiento y de nuevas adhesiones el proyecto político-económico y cultural del MERCOSUR y sus extensiones continentales (países ALADI y ALCA) y extrarregión (UE). Es de destacar que desde el Tratado de Asunción, punto de partida de la creación del MERCOSUR, se incluyó el tema educativo y cultural en la Agenda de acuerdos. Los países que lo integran (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) están implementando reformas básicas en la línea de las ideas predominantes que suponen la inserción en la economía internacional, intentando consolidar marcos macroeconómicos más estables y coordinar la implantación de las regulaciones conforme a los acuerdos suscritos.

Quedan pendientes de consolidación varias reformas básicas y la adecuación más generalizada de los ajustes de las posibilidades y capacidades de sus poblaciones: necesidades básicas, infraestructura, calidad de los sistemas educativos y de los conocimientos científico-técnicos para la mejor gestión empresarial, la oportunidad de empleos y la mejora del desempeño laboral.

La apertura económica y las secuencias de la integración regional implican un cambio de la noción del espacio nacional, y los países han avanzado en la internacionalización y globalización de su economía.

Las nuevas actividades industriales, agropecuarias o de servicios implican las nuevas exigencias (productividad, calidad, sustentabilidad, logística, diferenciación, etc.) y, en su resolución, los aportes de la gestión innovadora empresarial y la incorporación de conocimientos y tecnologías son críticos.

El desarrollo y el perfeccionamiento de un sistema democrático, no pasa solamente por la solución de problemas estructurales del Estado y medidas de orden económico, sino que debe disponerse de un claro modelo de país hacia el que se deben encaminar los esfuerzos a corto, mediano y largo plazo, mediante la implementación de un sistema educativo acorde a los tiempos que transcurren, por lo que la educación ha de jugar un rol protagónico en dichos escenarios.
 
 

LA TECNOLOGIA

En una economía de mercado la tecnología puede ser considerada un producto más que cumple las leyes de la oferta y la demanda, sin embargo, es necesario puntualizar algunos aspectos peculiares de esta mercancía. Ella es capaz de transformar la materia, el medio ambiente y la información generando nuevos productos para el mercado.

Es tan importante la repercusión de la tecnología en nuestros días que no se puede discutir su impacto en la sociedad, simplemente hay que tomarla como un dato de la realidad.

Se pueden dar diferentes definiciones de tecnología y sobre esa base validada a priori, desarrollar todo el edificio teórico en que se basa lo que ha ocurrido, lo que está ocurriendo y eventualmente proyectar lo que ha de ocurrir. Según los diferentes autores se podrán plantear otras tantas definiciones de tecnología.

A nivel social se ha planteado, especialmente basándose en la robotización, la idea que el resultado de la tecnologización era el desempleo estructural, sin embargo, desde la década de los setenta, los trabajadores han visto incrementado su salario si el mismo desarrolla tareas que impliquen una calificación que acompañe al cambio tecnológico. La falta de demanda de mano de obra con menor capacitación se debe no tanto al cambio que se produce, sino a cómo se produce el mismo.

Debemos considerar la tecnología como una fuente de productos que hará posible innovaciones en todos los campos y la misma deberá presentarse, para autopotenciarse, en forma amigable al usuario, lo que facilita su incorporación y su impacto en las distintas actividades del hombre.
 
 

EL FUTURO NOS ALCANZA
 

Alvin Toffler, en "El Cambio del Poder", afirma que la fuerza, la riqueza y el conocimiento son las palancas esenciales y forman la tríada del poder. Analizándolas, llega a la conclusión que la fuerza es poder de baja calidad; la riqueza depara un poder de mediana calidad; el poder de mejor calidad deriva de la aplicación del conocimiento.

Umberto Eco, en "La Nueva Edad Media", comenta las voces que recientemente, y desde diferentes posiciones, han empezado a hablar de nuestra época como una nueva Edad Media. Considera que el problema reside en saber si se trata de una profecía o de una comprobación.

Eco expone la tesis de Vacca que plantea el colapso de la civilización industrial presentando como final un escenario apocalíptico e intenta elaborar una hipótesis de Edad Media "de laboratorio" y termina de esta forma:
 

"De esta nueva Edad Media se ha dicho que será una época de "transición permanente" para la cual habrá que utilizar nuevos métodos de adaptación: el problema no será tanto el de conservar científicamente, cuanto de elaborar hipótesis sobre el aprovechamiento del desorden y entrar en la lógica de la conflictividad. Nacerá, como ya está naciendo, una cultura de la readaptación continua, alimentada de utopía. La Edad Media conservó a su manera la herencia del pasado, pero no mediante la hibernación, sino mediante nuevas y continuas traducciones y utilizaciones: fue una inmensa operación de bricolage en equilibrio entre nostalgia, esperanza y desesperación. Paradójicamente, bajo su apariencia inmovilista y dogmática, fue un momento de revolución cultural".
 

Pierre Lévy en "La machine Univers", que lleva por subtítulo "Création, cognition et culture informatique", presenta la computadora como un elemento capaz de realizar una verdadera mutación antropológica, dando nacimiento al Homo Informaticus, que será el signo de la humanidad del siglo XXI.

Su lectura incita a pensar la informatización como un horizonte sobre el cual se destacan los antiguos objetos, de pronto desprovistos de su apariencia familiar y en esta perspectiva inédita los problemas filosóficos, que preocuparon a los pensadores de todas las épocas, cambian de sentido y deben ser repensados.

"Los mundos incrustados de memoria, expulsados del lecho de su tradición, se disolvieron en pedazos en las vías de una red universal de comunicación, de cálculo y de movilización de la potencia, de la cual la máquina universal iba rápidamente a convertirse en el centro indefinidamente multiplicado.

Una vuelta hacia atrás es imposible. Las perspectivas de enlentecimiento o de control parecen ilusorias.

La máquina universal ha cavado muy profundamente una especie de fuerza atractiva histórica, propia a arrastrar irreversiblemente por sus pendientes el curso de la civilización.

El tecnocosmos informatizado pertenece a la serie de esas creaciones memorables cuyo nacimiento puede ser contingente, pero que, una vez que vieron la luz, se presentan a la humanidad con la fuerza del destino: la agricultura, la escritura, el Estado... "

"Si el crecimiento y el perfeccionamiento del tecnocosmos son fatales, la manera que tenemos de vivir en él es un desafío. En particular, nada nos obliga a dar crédito a las teorías falsas de la inteligencia algorítmica, del hombre-máquina o de la naturaleza mecánica."

"Dar sentido a la extraordinaria transformación técnica de este fin de siglo, esa es la parte de libertad que nos queda. No nos corresponde más decidir sobre la informatización, pero nosotros podemos todavía convertir la necesidad tecnológica en proyecto cultural."
 

Seymour Papert, en su obra "La máquina de los niños" plantea, entre otros conceptos, que ésta podría denominarse la era del aprendizaje. No hace mucho tiempo y aún es así en muchas partes del mundo, los jóvenes aprendían las destrezas que iban a necesitar en su trabajo para el resto de sus vidas. Ahora, en los países industrializados, la mayoría de la gente está empleada en oficios que no existían cuando nacieron. La aptitud más importante para determinar qué camino va a seguir una persona en la vida ha pasado, del aprender nuevas destrezas, a aprehender nuevos conceptos, enjuiciar nuevas situaciones, hacer frente a lo inesperado. Y esto será cada vez más cierto en el futuro: la capacidad de competir es la capacidad de aprender.
 
 

LA EDUCACION

Hoy es imposible pensar en un país no integrado al mundo todo, cultural y económicamente.

Para lograr esta inserción en el mundo, como esa "aldea global" que conforman aquellos que son conscientes de las cambiantes realidades actuales, es imprescindible disponer de un sistema educativo actualizado, dinámico, flexible y de muy rápida reconversión.

El mundo real de este fin de siglo puede considerarse de ficción, la educación se desarrolla con parámetros de otros tiempos, en los cuales los cambios se procesaban a velocidades que permitían adecuaciones a las nuevas realidades. Hoy, el vértigo del cambio debe ser acompañado a igual velocidad por el cambio educativo, o mejor aún, que se alcance la utopía que la educación sea motor de cambio.
 
 

LA EDUCACION Y LA TECNOLOGIA
 
 

Las nuevas tecnologías de las comunicaciones y el procesamiento de datos están, y seguirán generando, profundos cambios en las interacciones sociales, culturales y laborales entre los seres humanos.

Una adecuada valoración de estos cambios lleva necesariamente a replantear el binomio educativo con la integración de las nuevas tecnologías.

Es necesario definir una política de la cual emerja un plan rector a corto, mediano y largo plazo, que permita implementar las acciones necesarias para alcanzar los objetivos educativos propuestos, haciendo uso de las herramientas tecnológicas al alcance de los sistemas educativos.

Cuando se define una política, para sustentarla, se dispone de recursos limitados; es necesario entonces, hacer elecciones; si bien lo ideal sería que la misma cubra todo el amplio espectro que en forma genérica se puede plantear, hay que seleccionar los aspectos prioritarios dentro del proyecto de país al que apunta la educación que se está brindando. En base a lo anterior surgirán naturalmente los objetivos y a partir de ellos es necesario definir los instrumentos que nos permitan alcanzar los mismos.
 
 

ENUNCIACION DE PRINCIPIOS BASICOS
 

Para delinear la política y plantear los objetivos, es necesario enunciar una serie de principios en los que ésta se sustente, a saber:
 

PROPUESTAS PARA UN MARIDAJE EXITOSO ENTRE EDUCACIÓN Y TECNOLOGÍA

El planeamiento.

Este no puede ser un fin en sí mismo, debe ser percibido como un vehículo para lograr que las personas cooperen en alcanzar los objetivos fijados.

Debe dársele el tiempo suficiente como para garantizar que todos los abordajes para la solución del problema sean considerados, valorados, de manera que la estrategia elegida sea la más adecuada.

El planeamiento se debe realizar sobre bases reales (culturales, sociales, económicas, administrativas, entre otras); cada institución educativa, cada comunidad, cada país tienen sus características propias y los objetivos, o se adecuan a las mismas, o han sido mal planteados.
 

Los recursos humanos.

Resumiendo algunas ideas clave de Paul Dinsmore en relación a los recursos humanos y el desarrollo de los proyectos en general, se puede afirmar que las personas son la causa de todo lo que sucede en los proyectos. Ellas coordinan, administran, delegan, desempeñan, procesan, deciden, aprueban, resuelven problemas y desarrollan todas las actividades a través de las cuales se tiende a alcanzar los objetivos establecidos en el proyecto. Si las mismas cometen errores, o su desempeño en lo administrativo o técnico no es del nivel esperado, naturalmente aparecen los problemas. Cuando ellas fallan en el seguimiento de sus decisiones o en el análisis o evaluación, los proyectos comienzan a tener una salida de cauce.

Las personas son la causa de los problemas de un proyecto y los problemas de un proyecto solo pueden ser solucionados por personas. El factor humano, importante en todo proceso social, es crucial en la educación.

Además, se debe agregar que la actividad educativa se apoya, en última instancia, en la calidad de los docentes, no como meros aplicadores de prescripciones forjadas en ámbitos de investigación más o menos alejados a su práctica, sino como actores reflexivos y críticos, capaces de mejorar su propia actividad mediante el análisis sistemático y el diseño de modificaciones correctivas, a la luz, tanto de los resultados de la investigación científico técnica actual, como de su propia experiencia.

Deben prevenirse especialmente los siguientes aspectos:

- La planificación debe ser participativa y se debe tratar de involucrar a todos los actores que tienen idoneidad en el tema.

- Deben crearse los ámbitos que permitan fluídas comunicaciones interpersonales.

- Nunca se debe perder la percepción que la tecnología está presente para satisfacer una demanda educativa del usuario final que es el binomio educativo docente - alumno.

- El énfasis, si bien hay que ponerlo en los enfoques sistémicos, no hay que olvidar que un todo depende de la formación de equipos de trabajo, cohesionados y pujantes.

- Cada uno de los miembros del proyecto se debe sentir totalmente involucrado con el mismo y actuar, en consecuencia, como "propietario" y no como "inquilino". Todos deben estar altamente motivados y capacitados, libres de manifestar su creatividad, sintiendo que sus propuestas son escuchadas y respetadas.

- Nunca rendirse cuando es necesario mantenerse firme.

- El buen docente no es aquel que solamente cumple en forma cabal y eficiente su tarea, o sea el rol que hoy le toca desempeñar, sino que es aquel que además se prepara sistemática y continuamente para desempeñar los nuevos roles de un futuro muy próximo y cargado de incertidumbre. El sistema debe prever una oferta atractiva, motivante y diversificada de cursos de capacitación de certificada calidad para los docentes.

- Se debe capacitar para una sociedad con relaciones diferentes, con velocidades nuevas y mayores respecto a los cambios que se generan, con una mayor dinámica sociocultural que requiere de los sujetos un conjunto de aptitudes y habilidades muy versátiles y que tiendan a aumentar en tal sentido.
 
 

Los aspectos institucionales.

Los Proyectos pueden ser implementados a nivel estatal con alcance nacional y de cobertura desde preescolares hasta preuniversitario. (caso de INFED 2000 en el ámbito de la Administración Nacional de Educación Pública de Uruguay hasta 1995) o a nivel provincial o simplemente a nivel de un colegio. Las diferencias cuantitativas no invalidan que en todos los casos, es más adecuada una planificación e implementación centralizada que el desarrollo de múltiples experiencias independientes.

Enunciemos algunas de las razones:
 

Las estrategias de desarrollo.

La incorporación de la tecnología se debe hacer en forma paulatina, pero a buen ritmo; se debe evitar que la tecnología permanezca ociosa, para lo cual un cronograma tipo PERT (Program Evaluation and Review Technique) se adecua perfectamente, ya que por lo general varios pasos se están ejecutando a la vez y existe un alto nivel de interdependencia entre los mismos. Deben preverse coincidencias entre los tiempos de incorporación y los tiempos de finalización de la capacitación de los recursos humanos, así como todas las otras variables intervinientes, según su significación e importancia relativa.

Los tiempos previstos para alcanzar los objetivos a corto y mediano plazo deben estar explicitados y ser conocidos por todos los actores involucrados en el proceso.

La evaluación permanente del impacto educativo debe servir para retroalimentar continua y sistemáticamente al Proyecto por lo que el mismo, debe tener la suficiente flexibilidad como para aceptar cambios sobre la marcha. En este sentido los cambios de orientación se deben realizar dentro del más amplio consenso y con una anticipación en el tiempo que permita que cuando el mismo llegue, los ejecutores estén totalmente interiorizados y adhieran a los mismos convencidos de lo acertado de las medidas y de lo adecuado de los procedimientos para instrumentarlas.

Se debe evitar la tentación de universalizar el proyecto en aras de una equidad mal entendida, cayendo en una mediocridad, tanto en recursos tecnológicos como humanos.

La integración de las nuevas tecnologías en la educación se debe realizar en forma gradual y controlada, apoyándose siempre en un modelo evaluativo que permita medir el real mejoramiento de la enseñanza con la utilización de esas tecnologías.
 
 

Formación permanente.

Es generalmente aceptado que el docente enseña tal como aprendió en su formación profesional. Sin caer en una generalización simplista, esto se cumple en la mayoría de los casos. Resulta imprescindible, por lo tanto, que el docente incorpore la tecnología a su quehacer educativo en los Institutos de Formación Docente. Sin embargo esta medida si bien es necesaria no es suficiente, por dos razones: la primera es que los docentes que están ejerciendo no disponían de esta herramienta cuando se formaron y la segunda es que la trayectoria profesional de un docente se puede dilatar en el tiempo hasta aproximadamente treinta años, lapso que, en términos de avances tecnológicos y a la velocidad actual, no puede fácilmente acompasarse. La solución teórica es obvia, sólida formación docente, con asistencia tecnológica y, continua y sistemáticamente, actualización del personal. La implementación de tal solución, a nivel nacional o institucional requiere de recursos, esfuerzos organizativos de parte de la institución o Estado y una motivación y tiempo de parte del docente que no muchas veces pueden compatibilizarse.

La formación del docente, en este aspecto, debe estar orientada a producir en el mismo un profundo cuestionamiento sobre la oferta tecnológica, su quehacer educativo y la institución en la cual desarrolla su actividad. Eliminar totalmente todo conocimiento dogmático, lo que necesariamente debe generar además una trasmisión a los educandos de esta actitud ante el conocimiento y la educación, que hoy resulta clave para la formación de un hombre libre, crítico, creativo y forjador permanente de un sistema democrático.
 

La investigación.

Siendo la educación un campo permeable a las "modas", en el tema que nos ocupa es más que necesario rechazar la publicidad comercial, lo "último" en aparecer la "modernidad" de un software o la "potencia" de un equipo como garantía para que en los procesos de aprender se logren mejores resultados.

La adhesión a las diferentes modalidades debe ser el resultado de una investigación previa, con criterios amplios, pero con pautas rigurosas. Pero tampoco la investigación puede cerrarse en un ámbito alejado de la práctica diaria; es más bien el docente, que luego de una preparación específica, aprende con el propio alumno, está abierto a los cambios, está dispuesto a reconocer errores. Y para este trabajo de investigación se necesita dedicación, tiempo y energía. Esta investigación es un desafío.

Es necesario resistirse a la tentación de obtener rápidamente logros cuantificables para rendir cuenta de las inversiones realizadas; hay que lograr un exacto equilibrio entre administrador y docente para que el primero paute tiempos flexibles que se compadezcan con las realidades educativas y el segundo pueda probar, pensar, generalizar, adoptar posiciones y defenderlas.
 

La cooperación.

Un proceso de integración dinámica debe incentivarse ampliando la información ya en forma de secuencias sucesivas, tejiendo una red de acciones solidarias y multilaterales, en un regionalismo abierto, impulsando proyectos de cooperación de amplias dimensiones continentales.

Citamos como ejemplo de este proceso la firma de tres Protocolos en el ámbito del MERCOSUR:

a) El Protocolo de Integración Cultural del MERCOSUR, aprobado por la Decisión No. 11/96, mediante el cual los países se comprometen a cooperar en temas de la cultura, a través de la creación de espacios culturales, el intercambio de artistas, escritores, investigadores, etc.

b) Protocolo de integración educativa para la prosecución de Estudios de Post-Grado en las Universidades de los Países Miembros del MERCOSUR, aprobado por la Decisión No. 8/96.

c) Protocolo de integración educativa para la formación de recursos humanos a nivel de Post-Grado, que tiene como objetivo la formación y perfeccionamiento de docentes universitarios e investigadores, así como la creación de un sistema de intercambio entre las instituciones a efectos de propiciar la formación de recursos humanos en el ámbito de proyectos específicos, el intercambio de informaciones científicas y tecnológicas, documentación especializada y de publicaciones y el establecimiento de criterios comunes de evaluación de post-grados. También apunta a lograr la cooperación entre grupos de investigación y enseñanza que se encuentren trabajando en proyectos comunes de investigación en áreas de interés regional, con énfasis en la formación a nivel de doctorado, así como también la consolidación de núcleos avanzados de desarrollo científico y tecnológico, con vistas a la formación de recursos humanos.

Es importante citar también la iniciativa de la Federación de Industrias del Estado de Minas Gerais (sudeste de Brasil, a través de su Consejo de Educación y la Fundación Bolívar para incluir a la educación en la agenda de negociaciones para la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), como uno de los factores de integración.

Promover la innovación, hacer comprender la necesidad del cambio que la hora reclama, y fortalecer las redes de información mutua, es el gran desafío. Brindar oportunidades. Ello exige amplia difusión de la información y una reflexión global y rigurosa. La cooperación regional e internacional ha de basarse en el respeto a la diversidad de las culturas y a las identidades nacionales y regionales, promoviendo el entendimiento internacional y el conocimiento mutuo como factores de integración.
 
 

CONCLUSION

En un mundo caracterizado por un vertiginoso y continuo cambio, sólo si se logra el control de las fuerzas que lo impulsan, se podrá orientar el mismo hacia metas deseadas. Este control se ha de lograr en la medida que los actores tengan capacidad gerencial, de innovación y liderazgo como para orientarlo hacia el escenario más deseable mediante la educación potenciada con los recursos tecnológicos.
 

REFERENCIAS

Dinsmore, Paul C. 1990. Human Factors in Project Management. ERV.ed AMACOM: New York, N.Y.

Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICYT) 1996. Contribución para una Agenda de la Ciencia y la Tecnología en Uruguay. Montevideo: Ministerio de Educación y Cultura de la República Oriental del Uruguay .

Eco, Umberto. 1990. La nueva Edad Media. Madrid: Alianza Editorial

Lévy, Pierre. 1997. La machine Univers. Paris: Editions La Découverte.
Marabotto, María Irma y Jorge Enrique Grau. 1992. Hacia la informatización del aprendizaje. Estrategias y horizontes - Buenos Aires: Fundec Argentina.
Papert, Seymour. 1995. La máquina de los niños. Barcelona: Editorial Paidós