LA FORMACION INICIAL DEL PROFESORADO
Y LAS NUEVAS TECNOLOGIAS APLICADAS A LA EDUCACION
 

Meritxell Estebanell Minguell
Josefina Ferrés Font
Departamento de Pedagogía
Facultat de Ciències de l'Educació
Universitat de Girona
Emili Grahit, 77
17071-GIRONA
Espanya
Tel.972/41 83 29 - 41 83 00
FAX - 972/ 41 83 01
E-MAIL: MEM@EL_COYOTE.UDG.ES
JFF@EL_COYOTE.UDG.ES



Hoy en día la palabra innovación forma parte ya de nuestro vocabulario habitual. En el ámbito escolar parece que todos tienen que seguir proyectos de innovación docente y a menudo se piensa que ello significa llevar a término "grandes proyectos" que permitan cambiar y mejorar la práctica docente. No siempre se dispone de los recursos necesarios para poderlo hacer, otras veces la misma propuesta implica poder trabajar con grupos reducidos de alumnos y , en definitiva, no se llega a encontrar la fórmula que haga posible aquella "fantástica idea". Sin embargo, en términos generales, el fracaso o la frustración de algunas de estas ideas tiene como motivo principal su propia naturaleza, su concepción, pues, posiblemente, se trate de planteamientos excesivamente ambiciosos.

Es necesario, empezar a decir que a menudo la innovación consiste en llevar a cabo pequeñas acciones cotidianas que hacen posibles los cambios, a corto o largo plazo, en nuestras aulas de manera que beneficien el proceso de aprendizaje del alumnado.

Todo ello debe ser entendido por el profesorado en activo y los futuros docentes en su etapa de formación inicial. En este sentido, y desde la pequeña parcela que nos corresponde como profesoras de "Nuevas Tecnologías aplicadas a la educación: Informática Educativa" de los Estudios de Magisterio de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Girona, intentamos transmitir los contenidos de la asignatura de una manera tan vivencial como sea posible a través de un planteamiento innovador.

Está claro que desde el punto de vista de la innovación educativa la integración de las Nuevas Tecnologías en la escuela está generando grandes expectativas. También es cierto que estos nuevos recursos ponen en nuestras manos algunas posibilidades de trabajo tan atractivas, y potencialmente innovadoras, que incluso se puede pensar en desarrollar actividades que sin su existencia habría sido imposible programar. Pero estas nuevas herramientas por sí solas, no pueden suponer ningún cambio trascendental para la educación. Es el maestro quien, como siempre, puede provocar un proceso innovador en las aulas ayudado por estos y muchos otros recursos; el proceso de cambio está en sus manos.

Por todo ello pretenderemos conseguir que nuestros alumnos y alumnas se conviertan en usuarios y usuarias con espíritu crítico, que tengan la capacidad de analizar las implicaciones pedagógicas y las posibilidades reales de innovación que permiten estos nuevos recursos didácticos. No creemos que sea factible una verdadera integración de estos recursos en el campo educativo si los principales responsables de su éxito, los docentes, no los han interiorizado a través de un proceso personal, maduro y crítico.

Hemos basado el diseño de nuestro plan de actuación en dos aspectos, a nuestro entender, fundamentales:

Consideramos que los alumnos tienen que recibir ideas y modelos concretos de actuación sobre la práctica durante su proceso de formación. De otra manera sería difícil esperar que cuando se encuentren delante de su grupo de alumnos dispongan de los recursos necesarios para llevar a término propuestas metodológicas innovadoras de actuación en la práctica diaria.

El uso de las Nuevas Tecnologías no comporta necesariamente un planteamiento innovador. Es importante que los futuros docentes entiendan que la innovación viene condicionada por el enfoque metodológico que hace uso de estos recursos aprovechando las nuevas posibilidades de trabajo que aportan. Se tendrán que diseñar actuaciones que los conviertan en herramientas útiles que permitan experimentar nuevos caminos de acceso a la información, nuevas y más eficientes vías de comunicación y nuevos métodos que aprovechen sus posibilidades como medios de expresión.

En ese sentido Escudero cita a Miller y Olson (1982) y Olson (1992) que han establecido una conclusión digna de consideración:

"la existencia de prácticas innovadoras en el aula puede resultar amplificada por la utilización del ordenador, pero no suelen ser provocadas por el mismo, tienen menos que ver con su introducción en la clase que con la concepción previa que el profesor tenga sobre su propia práctica pedagógica".

De acuerdo con estos planteamientos a continuación señalaremos los objetivos generales que para nuestra asignatura hemos marcado y la metodología adoptada.

OBJETIVOS

Con el fin de conseguir que nuestro alumnado esté capacitado para decidir cuales son los recursos a utilizar y para qué procesos pueden resultar interesantes a nivel pedagógico, debemos asegurar que lleguen a adquirir:

a) un buen conocimiento de los recursos informáticos utilizables en la escuela

b) un buen conocimiento de las posibilidades didácticas de estos recursos

c) una cierta formación de un criterio personal que respete las implicaciones educativas de su posible uso

En este sentido estamos de acuerdo con el que consideraban Lousie y Dentler
  • "El uso pedagógico de medios requiere cuidar con esmero las estrategias de formación del profesorado. Dichas estrategias han de incluir diversos tipos de formación: propiamente tecnológica, que permita el dominio de los nuevos medios, específicamente educativa, que permita la integración en el curriculum y la enseñanza, y , probablemente, un tipo de formación que capacite para el "procesamiento social" de este tipo de innovación en el contexto escolar (Louise y Dentler, 1988)"
  • A pesar de las limitaciones temporales, los objetivos marcados para la asignatura de Informática Educativa toman como referencia el contenido del artículo 1, punto 2.15 del decreto 95/112 del 28 de abril que ordena el nuevo Sistema Educativo en Catalunya, y que se refiere a las capacidades que deben adquirir los alumnos al finalizar la Educación Primaria:
  • "Aplicar, individualmente y en grupo, metodologías de trabajo intelectual, incluida la utilización de los recursos de la tecnología de la información, que estimule el aprendizaje y la creatividad y permitan reducir trabajos rutinarios"
  • Consecuentemente si los futuros profesionales de la educación tendrán que diseñar actividades como las anteriormente citadas, tendremos que fijar unos objetivos en su formación que les capacite para ello.

    Esos objetivos serán:

    1- Conocer los recursos informáticos aplicables a la educación

    Ello comporta la introducción en el uso de cualquier tipo de herramienta informática que pueda tener alguna utilización desde el punto de vista didáctico, organizativo y de la administración educativa.

    Como herramientas útiles consideramos todos aquellos materiales y programes de tipo estándar - procesadores de texto, bases de datos, programas de diseño gráfico, de comunicaciones - y los que han sido diseñados específicamente para la educación o el público infantil.

    Para conseguir este objetivo son necesarios ciertos conocimientos técnicos básicos que permitan manipular el hardware y el software con cierta seguridad.

    Considerando que nuestro objetivo es formar especialistas en educación y no técnicos en informática, estos conocimientos deberán tener un carácter meramente funcional, de tal manera que, como usuarios, puedan integrar estos recursos en su trabajo personal y profesional.

    2- Analizar sus posibilidades y aplicarlas desde una perspectiva didáctica

    Una vez conocido el funcionamiento de estos recursos es necesario estudiar las posibilidades que ofrecen para la educación. Analizando, especialmente, aquellas particularidades que tiene el medio informático que lo pueden convertir en un recurso útil y beneficioso en el proceso de enseñanza-aprendizaje: rentabilidad, eficacia, interactividad, versatilidad, manipulación y tratamiento de la información textual gráfica y sonora, comunicaciones, canal de expresión...

    De esta manera podremos llegar a reflexionar sobre como pueden ser aplicados en educación. Tomando como objetivo principal su aprovechamiento didáctico profundizaremos en el análisis de las diversas funciones que pueden tener estos programas en las actividades educativas.

    En ningún momento, ni en el trabajo con nuestros alumnos ni en el trabajo que ellos mismos llevaran a término con sus propios alumnos, nos debemos dejar llevar por una tecnocracia exagerada que obstaculice la consecución de los objetivos procedimentales y conceptuales que hayamos marcado.

    3- Determinar las implicaciones educativas de la introducción de las Nuevas Tecnologías en la educación

    Si anteriormente analizábamos las diferentes potencialidades que estos recursos tienen y la manera como utilizarlos, ahora analizaríamos las implicaciones de su introducción en la educación. Parece obvio que el hecho de utilizar unos recursos didácticos tan distintos a todos los que hasta ahora se habían utilizado ha de conllevar un cambio en determinados hábitos escolares y en los procesos de aprendizaje. Cabe señalar especialmente que las distintas maneras de utilizar los ordenadores en la escuela obedecen a distintas concepciones sobre el aprendizaje. Tal y como dice Martí :

  • "La elección de cualquier estrategia en la utilización de los ordenadores en la enseñanza viene determinada, explícita o implícitamente, por las diferentes concepciones que se tiene sobre los procesos de aprendizaje".
  • METODOLOGIA:

    En primer lugar querríamos hacer constar que el principio sobre el que se ha diseñado la estrategia metodológica de nuestro trabajo con los futuros educadores es el siguiente: conseguir que la adquisición de nuevos conocimientos (sobre las nuevas herramientas) se haga a partir de situaciones que puedan resultar ejemplificadoras de posibles actuaciones futuras en el aula con sus propios alumnos. No pretendemos dar "recetas", si no que esperamos que el análisis y la reflexión sobre situaciones concretas les pueda resultar mucho más significativo que el hacerlo sobre situaciones hipotéticas y abstractas.

    El trabajo se desarrolla a dos niveles: el que se puede considerar de estudio teórico y el trabajo práctico. Estos dos niveles se concretan en propuestas de trabajo lo más diversas posibles y a partir de los siguientes planteamientos:

  • A. Sesiones teóricas: Con ellas se canalizarán los nuevos conocimientos procurando iniciar e incitar un debate pedagógico que, a partir del contraste de opiniones y argumentos, les ayude a elaborar un criterio personal y fundamentado. En estas sesiones se incluirán: la introducción y exposición de nuevos temas; la presentación de experiencias reales por parte de profesionales que hayan iniciado la integración de estos nuevos recursos en el trabajo con niños; presentación de materiales existentes en el mercado pero no disponibles en el centro; visitas a centros docentes en los cuales se estén utilizando estas tecnologías; visitas a otros centros de interés especial o exposiciones que den a conocer la situación actual y el futuro de la informática; comentarios de artículos acerca de la integración de los recursos informáticos en la escuela y posterior coloquio sobre los aspectos más relevantes abordados en los artículos.

  •  

     

    B. Sesiones prácticas. La práctica se entiende a dos niveles: Por un lado todo el trabajo encaminado a proporcionar al alumnos el adiestramiento suficiente para que se sienta seguro en el uso de los materiales (aunque no es el aspecto que consideramos más interesante) y por otro lado la aplicación didáctica de estos recursos.

    La adquisición del dominio de los materiales se realizará mediante el trabajo sobre propuestas concretas . Algunas de ellas pueden ser:
  • · Trabajos con el procesador de textos en los que, a parte del trabajo de expresión a realizar, tengan que utilizar los recursos de edición que ofrece el programa para conseguir una presentación cuidada.

  •  

     

    · Creación de una base de datos sobre algún tema de interés.

    · Creación de una animación a partir de imágenes digitalizadas o creadas por ellos sobre un tema determinado, la celebración de una fiesta, una excursión.

    · Conexión telemática con otros centros o instituciones a fin de recabar información sobre algún tema o para intercambiar esa información.

    · Análisis, a partir de una propuesta de trabajo determinada, de los programas educativos disponibles en el centro.

    · Elaboración de ejemplos concretos de la integración curricular de los recursos analizados.

    Los equipos de trabajo serán los responsables de la elaboración de un material concreto utilizando la aplicación más adecuada: bases de datos, programa de animación, editor musical, preparación de actividades de refuerzo.. Este trabajo deberá simular el proyecto que un supuesto equipo de docentes de un centro o de un ciclo escolar tendría que llevar a cabo para preparar material para su alumnado.

    A parte del horario habitual de classe los alumnos disponen de un "horario de microteca" en el qual pueden acceder libremente a los materiales y dedicar el tiempo que necesiten para ejercitarse en la práctica. Evidentemente, todas las dudas que puedan surgir en estos espacios de trabajo libre e individual serán atendidas en las clases o dentro del horario de tutoría.

    Los alumnos, y como trabajo de curso, deberán preparar una programación concreta en la cual se deberán utilizar distintos recursos didácticos entre los cuales deberá contemplarse la utilización de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación . El diseño de estas programaciones se empezará durante el primer quatrimestre y se hará un seguimiento de su desarrollo a través de las tutorías. Se intentará, al igual que lo anteriormente señalado, que sea una simulación del trabajo real de un equipo de docentes de una escuela en la cual se dispone de un equipamiento informático razonable.

    Como se ha podido ver, se alternarán actividades de gran grupo, actividades de pequeños equipos de trabajo y actividades de tipo individual. Por otro lado, algunas sesiones estarán dirigidas por el profesor, otras por los propios alumnos y otras por personas, ajenas a nuestra Facultad, que en algún momento puede resultar de interés que nos trasmitan su experiencia.

    EVALUACION

    El proceso de evaluación tendría que detectar cual es el grado de conocimiento, capacidad de análisis crítico y de aplicación didáctica de los recursos informáticos en el quehacer diario de las diversas materias en la escuela.

    Para poder evaluar los conocimientos teórico-prácticos se hará una prueba individual que tendrá ese mismo carácter: una parte teórica, una parte de opinión y una parte práctica de la utilización de los recursos.

    Respecto al análisis y estudio de la realidad práctica, a través de las visitas realizadas a centros docentes, será evaluada a partir de la exposición que se haga al resto del grupo clase. La información recogida en las visitas y el análisis a partir de ellas, será la base para esta exposición. Se valorará, básicamente, la calidad del contenido, de la exposición y de los recursos expositivos utilizados: retroproyector, video, ordenador, diapositivas... etc.

    También se evaluará la capacidad de aplicar estos recursos en un entorno curricular a través de la programación didáctica completa que anteriormente se ha mencionado. Se tendrá en cuenta la calidad del contenido, la originalidad y creatividad en la utilización de las Nuevas Tecnologías en la propuesta didáctica, el grado de adecuación a la realidad educativa y las posibilidades de realización práctica en el contexto escogido.

    CONCLUSIONES

    Para finalizar nuestra comunicación quisiéramos recoger algunas de las reflexiones que consideramos más importantes:

  • La formación inicial en Nuevas Tecnologías tiene que contemplar el conocimiento técnico de estas herramientas e incidir en los criterios pedagógicos sobre su uso en educación.
  • El carácter general de esta asignatura tiene una gran importancia pero creemos que des de otras asignaturas (sobre todo desde las didácticas específicas) que forman parte del curriculum del futuro profesional docente, también tendrían que utilizar estos recursos. De esta manera, se proporcionaría una formación más actualizada e innovadora, se ofrecerían unos modelos de referencia metodológica y además se evidenciaria su funcionalidad didáctica.
  • En las primeras sesiones de trabajo con los los alumnos es importante detectar su nivel inicial en cuanto a habilidades informáticas con tal de poder ajustar la programación y adecuarla, cada año, al grupo con el que se esté trabajando. Es de suponer que a medida que vayan llegando nuevas promociones más familiarizadas con el uso de estas herramientas, el trabajo podrá centrarse en su aplicación didáctica.
  • A pesar que las Nuevas Tecnologías a menudo se han presentado como métodos de trabajo individualizado, sus características y la manera de plantear su uso pueden convertirlas en herramientas que pueden potenciar el trabajo colectivo, la colaboración, la expresión individual, la comunicación y la discusión entre los miembros de un grupo.
  • El hecho de que la tecnología esta en constante evolución es indiscutible. En consecuencia esta asignatura deberá ser objeto de revisión constante con el fin de poder acercar a los estudiantes las últimas novedades que puedan tener más interés pedagógico.
  • Aunque es cierto que el trabajo en profundidad de todos los aspectos detallados a lo largo de nuestra exposición exige una gran dedicación por parte del alumnado y del profesorado, el reto que supone moverse en un entorno nuevo y en constante evolución resulta, al menos hasta ahora, motivador para todos nosotros.