SAFOR: UNA APROXIMACIÓN ORIENTADA A OBJETOS AL DESARROLLO DE CURSOS DE FORMACIÓN

Angélica de Antonio e José Luis Maté
Facultad de Informática, Universidad Politécnica de Madrid
España







El sistema SAFOR (Sistema de Ayuda a la Formación) es una herramienta de desarrollo de cursos de formación con diseño orientado a objetos.

El diseño de SAFOR estuvo guiado en todo momento por un objetivo esencial: conseguir una herramienta fácil de utilizar, con la que cualquier persona sin conocimientos de programación pudiese desarrollar cursos de una manera fácil y rápida.

Se ofrecen al diseñador de cursos un conjunto de clases de objetos, con una información y comportamiento asociado claramente especificados. La construcción de un curso se reduce a la creación de un conjunto de instancias de dichas clases. La necesidad de programar queda eliminada gracias a la herencia. Cada instancia hereda automáticamente el comportamiento asociado a la clase a la que pertenece.

Los elementos básicos de interacción con el estudiante son:

CONCEPTO INFORMATIVO: Un concepto aclaratorio, que el estudiante puede revisar o no.

CUESTIÓN DE RESPUESTA INVARIABLE: Una cuestión que se le plantea al estudiante cuya respuesta correcta se puede determinar en el momento en que se diseña el curso.

CUESTIÓN DE RESPUESTA VARIABLE: Una cuestión cuya respuesta correcta no se puede determinar en el momento en que se diseña el curso, puesto que depende del caso práctico que se esté resolviendo.

CUESTIÓN ARITMÉTICA: Una cuestión que se le plantea al estudiante y cuya respuesta se debe calcular mediante la realización de una operación aritmética.

GRÁFICO: Un gráfico que aparecerá para ilustrar algún concepto o como base para la formulación de alguna cuestión.

Para el diseño de la estrategia pedagógica que engarzará estos elementos se dispone de las siguientes clases de objetos:

RECORRIDO SIN EJERCICIOS: Una sucesión de elementos de interacción con el estudiante, independientes de un caso práctico.

RECORRIDO CON EJERCICIOS: Una sucesión de elementos de interacción dependientes de un caso práctico.

SECCIóN: Una agrupación de recorridos que responden a un objetivo didáctico común.

CURSO: El objeto que engloba las diferentes secciones.

SAFOR es especialmente potente a la hora de desarrollar cursos basados en el planteamiento de casos prácticos. Ofrece un mecanismo de definición de ejercicios que, permite asociar a un curso un número prácticamente ilimitado de ejercicios. Las clases de objetos que permiten la definición de ejercicios son:

DATO DE ENUNCIADO: Cada uno de los elementos de información facilitados al estudiante.

FRAGMENTO DE ENUNCIADO: Un subconjunto de la información facilitada al estudiante. Englobará varios datos de enunciado.

EJERCICIO PREDEFINIDO: Un enunciado completo donde cada elemento de información toma un valor.

SAFOR permite construir desde un simple test hasta un verdadero sistema inteligente de tutoría, gracias a la posibilidad de incorporar conocimiento experto en forma de reglas.

Incorpora automáticamente al curso una serie de componentes y facilidades cuya programación sería muy costosa: una interfaz de usuario, generación y mantenimiento de un modelo del conocimiento del estudiante, trazas de la interacción estudiante-curso e informes y estadísticas del comportamiento de cada estudiante.