Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y una propuesta para el trabajo colaborativo


Adolfo Ariza
Universidad Nacional de Cuyo
Colegio Universitario Central
Argentina
aariza@lanet.com.ar
Susana Oliva
Universidad Nacional de Cuyo
Colegio Universitario Central
Argentina
caccia@lanet.com.ar

Abstract

Uno de los rasgos de los fines de la modernidad, y definitivamente de la postmodernidad, es que se vive en un mundo complejo. La complejidad mide "el grado cultural o de avance tecnológico de una sociedad" o "el nivel de sofisticación que requieren las "interfaces" que, para vivir, tienen que desarrollar los seres humanos en su relación con otros seres humanos, consigo mismo, con la naturaleza y con sus propios artefactos" [Sáez Vacas]. El desarrollo de las tecnologías informáticas, redes incluidas, y el trabajo colaborativo son algunas de las consecuencias de la irrupción de este "paradigma de la complejidad" en la sociedad.

El aprendizaje colaborativo es un constructo social, porque es facilitado por la interacción social, la interacción entre pares, la cooperación y la evaluación.

Marco teórico

La palabra tecnología ha adquirido en los últimos tiempos una importancia que antes no tenía, porque aparece como un término que caracteriza a la sociedad de estos tiempos.

Sin embargo, si nos remontamos en la historia podemos observar que la tecnología ha existido desde el momento en que el hombre construyó los primeros objetos, utilizando los recursos que tuvo a su alcance para resolver de esta manera un problema o satisfacer una necesidad.

Los productos de la tecnología influyen en la sociedad, conforman un ambiente artificial que en nuestros días y en determinadas sociedades resulta más familiar que el propio ambiente natural.

Estos cambios, y fundamentalmente, los producidos por los Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación han traído consecuencias que se han manifestado en las sociedades y hoy se pueden observar en todos los ámbitos en donde se desempeña el ser humano.

Entendemos que las instituciones educativas no deben quedar al margen de todos estos cambios sociales sino que deben acercar al alumno lo más posible a esta realidad social. Si se desea que toda la sociedad participe se la debe preparar para ello, brindándole un saber-herramienta que le permita operar en los distintos campos del quehacer humano. Es necesario que el alumno comprenda lo que está ocurriendo a su alrededor, el impacto de todos los productos y herramientas en su vida. La educación de este siglo debe brindar una alfabetización en temas de ciencia y tecnología y generar un espacio de acción y reflexión en torno a ella, persiguiendo el propósito fundamental de formar alumnos usuarios y/o consumidores críticos de tecnología y a la vez productores y gestores de la misma.

Bajo este marco, el Colegio Universitario Central, atento a las necesidades de los alumnos, promueve la realización de experiencias que permitan que éstos interactúen con la tecnología y la incorporen como una herramienta de trabajo, a la vez que optimicen procedimientos importantísimos para su proceso de enseñanza aprendizaje, como son la búsqueda, análisis, almacenamiento, procesamiento, producción, comunicación y transmisión de información.
 

Finalidad

Con el objetivo de trabajar con un curriculum abierto, flexible e integrador de distintas disciplinas y a partir de objetivos educativos, se ha desarrollado este proyecto que propone acercar a los alumnos y alumnas de Primer Año de Polimodal al uso de las herramientas que ofrecen las Nuevas Tecnologías a la educación

Este proyecto se llevó a cabo como parte del proyecto "PROPUESTA PARA EL REEQUIPAMIENTO INFORMÁTICO E INTEGRACIÓN DE ESPACIOS DE TRABAJO EN EL COLEGIO UNIVERSITARIO CENTRAL Y LA DIGEP DENTRO DEL MARCO DE UN PROYECTO DE EDUCACIÓN A DISTANCIA", puesto en marcha este año.

El espacio curricular específico en el que se desarrolló es el Taller del Área de Tecnología "Tecnologías de la Información y la Comunicación en la Sociedad Actual" de la Modalidad Humanidades y Ciencias Sociales y tuvo como finalidad que los alumnos elaboraran una publicación digital que apunte al tratamiento de contenidos de interés para adolescentes relacionados con nuestra sociedad.

La apuesta fue proponer un cambio, un cambio que acercara, lo más posible, al sistema educativo a la realidad social contemporánea. Nuestra escuela se ha planteado seriamente la necesidad de integrar a estas tecnologías en los procesos educativos. En este sentido la integración en el proyecto de la informática y las telecomunicaciones se incorpora como un elemento de la cotidianeidad de las situaciones de enseñanza aprendizaje para abordar contenidos que respondan a problemas planteados desde las Ciencias Sociales.

El uso de la tecnología permitirá acercar al alumno a las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, incorporándolas como un recurso didáctico que posibilitará y facilitará potenciar las actividades de alumnos y docentes. Todo esto en un marco de innovación pedagógica utilizando a las telecomunicaciones para incorporar nuevos procesos de aprendizaje, brindando nuevas propuestas, nuevas alternativas de cómo trabajar el conocimiento en la escuela, manipulando, aplicando y generándolo.

Es de fundamental importancia y prioritario que la institución escolar promueva e incentive en todo momento las investigaciones escolares poniendo al alcance de los alumnos ciertos procedimientos que les posibiliten construir conocimientos y experiencias significativos.
 

Objetivos

Fundamentos y mecanismos del trabajo colaborativo

El objetivo fue incentivar a alumnos y profesores para que utilizaran este tipo de tecnologías de manera que los distintos actores interactuaran y colaboraran entre sí, tratando de favorecer en todo momento la comunicación, la coordinación y la cooperación.

La comunicación es el proceso de intercambio de mensajes en las organizaciones. Se ha intentado que fuera eficaz, es decir, que quien enviara y quien recibiera la información, percibiera el mismo concepto; y eficiente en cuanto a gasto de un mínimo de recursos.

La coordinación es un conjunto de mecanismos del grupo u organización utilizados para establecer un enlace coherente entre las actividades. Se emplearon cinco mecanismos: el ajuste mutuo, la supervisión directa, y las estandarizaciones de los procedimientos de trabajo, de los resultados y de los métodos.

La cooperación, por último, es la participación intencionada y coordinada de los miembros de un grupo.

Pensamos que si lográbamos que nuestros alumnos realizaran este tipo de trabajos los estaríamos capacitando en una metodología de trabajo que les sirviera para su formación integral de acuerdo con los objetivos de la institución educativa, preparándolos para sus estudios universitarios y para su posterior inserción en el medio social.
 
 

Algunos conceptos sobre aprendizaje colaborativo y la co-construcción del conocimiento

Etimológicamente, colaborar (cum labore) significa trabajar con otro, por lo tanto, lleva una intención implícita -tener objetivos comunes- y otra explícita: "agregar valor", esto es, producir algo nuevo o distinto a través de la colaboración. Todo esto es muy diferente del simple intercambio de información o indicación de instrucciones, como podría ocurrir en algún tipo de tutorial. Es muy importante tener en cuenta este concepto de valor agregado en la incorporación de nuevas tecnologías a la Educación, ya que muchas veces se las incorpora sin modificar objetivos ni metodologías con lo que se pierde la inversión financiera y se desaprovechan las posibilidades de los recursos tecnológicos.

Si el propósito es desarrollar condiciones apropiadas para la colaboración educativa, usando canales de comunicación mediatizados por la tecnología, también es importante diferenciar algunos conceptos:

Aprendizaje cooperativo: es en el que los objetivos que persiguen los aprendices están estrechamente relacionados, de manera que cada uno solo puede lograr su objetivo si los demás alcanzan los suyos, o si la meta final se logra solo si cada uno ha alcanzado sus objetivos.

Aprendizaje colaborativo: Una de las definiciones posibles es: Adquisición por individuos de conocimientos, habilidades o actitudes como resultado de la interacción grupal o, más brevemente, aprendizaje individual como resultado de un proceso grupal [Kaye]. La colaboración asume, con buen resultado, algunos acuerdos u objetivos y valores comunes: la integración de competencias individuales para el beneficio de un grupo en conjunto, la autonomía de los aprendices para elegir con quién quieren trabajar y la flexibilidad en la organización del grupo.

Schrage [1990] establece factores que determinan el éxito de cualquier forma de colaboración y definen que se está ante actividades de aprendizaje colaborativo. Entre estos se incluyen: competencia entre miembros del grupo, un objetivo compartido y explícito, respeto y confianza mutuas, creación y manejo de espacios compartidos, formas múltiples de representación, comunicación continua -pero no incesante, ambientes formales e informales, líneas claras de responsabilidad, pero sin límites excesivos, la aceptación de que las condiciones no deben estar basadas en el consenso y de que la presencia física no es necesaria, la participación selectiva de personas extrañas y la determinación de que la colaboración finaliza cuando se han logrado los objetivos comunes.
 

El campo del aprendizaje colaborativo

Los siguientes seis elementos podrían ayudar a delimitar el campo más provechoso para este tipo de aprendizaje:


La conversación como paradigma implícito

El aprendizaje colaborativo exitoso está basado en la interacción y cooperación constructiva entre varios actores en una situación de enseñanza-aprendizaje, basada en el conocimiento compartido de anteriores ingresos al proceso colaborativo.

Por lo tanto, podría ser dicho que la conversación -y ciertamente no la lectura o presentación formal de la clase- representa el paradigma más fuerte para cualquier forma de aprendizaje colaborativo mediada por computadora. El hecho que un sistema de computadora pueda ser usado para proveer una base para una memoria grupal colectiva a causa de su potencial de almacenamiento y retorno de ciertos elementos de interacción (p.e., mensajes y notas de texto y voz en un sistema de conferencias por computadora, borradores sucesivos de documentos y gráficos, etc.) refuerza la firmeza del paradigma de la conversación, de la misma manera que la posibilidad de la voz en tiempo real y los canales de video.

Un sistema basado en la comunicación por computadora puede ser usado para almacenar y mostrar materiales de cursos así como los registros de discusiones previas. Al aplicar este paradigma a la situación de aprendizaje colaborativo, es importante distinguir entre estos ítems de cursos, es decir objetos de la conversación (p.e., textos, gráficos, o material CBT mostrados en un ambiente de trabajo, impresos auxiliares o material audiovisual, etc.) y las declaraciones (escritas o dichas) que han compuesto los elementos del discurso entre los participantes.

Conversaciones, no obstante que sean en una situación o informal y no obstante lo caóticas y desestructuradas que puedan parecer a primera vista, son procesadas como si fueran fuertemente reguladas por un conjunto de normas sociales y culturales. Resumiendo a Mcgrath [1990], podemos identificar algunas de las principales normas del proceso conversacional cara a cara dentro de nuestra cultura dominante, por ejemplo:

Este paradigma conversacional, implementado dentro de sistemas de tareas grupales para la interacción educativa y la colaboración es también consistente como una aproximación constructivista al aprendizaje en grupos

"... Las computadoras pueden proveer un ambiente conversacional en el que el aprendiz pueda aplicar su conocimiento a problemas y considerar sus acciones como eventos reusables, así como que pueda controlar sus aprendizajes, aprender con otros y desarrollar reflexiones sobre acciones como tarea meta cognitiva. [...] Creemos que los ambientes de aprendizaje soportarían la colaboración constructiva del conocimiento implicando tanto a aprendices como a docentes. [...] Es importante para adquisiciones de conocimientos avanzados que los aprendices comprendan que hay múltiples interpretaciones para cada evento u objeto. Estas interpretaciones pueden ser disonantes o consonantes, pero reflejan la natural complejidad que define a los dominios más avanzados del conocimiento. Los ambientes colaborativos permiten a los aprendices identificar y reconocer estas múltiples perspectivas en orden de resolver problemas. (Jonassen et al, 1993)

Se podría sostener que un ambiente de tareas grupales apropiadamente diseñado, tendría, de hecho, el potencial suficiente para proveer un ambiente más rico para la conversación, interacción y la discusión de múltiples interpretaciones que una situación cara a cara, a causa de las posibilidades para actividades paralelas, para almacenamiento, organización y retorno de comunicaciones y por la integración
 

Necesidad de una perspectiva tecnológica

Es necesario que el alumno se asuma como usuario, consumidor y productor de tecnología en esta sociedad, y no exclusivamente como un relator desapasionado de sus atributos y sus propiedades.

Más que el encuentro alumno- recursos – procedimientos, la actividad en la experiencia tecnológica debe promover el encuentro entre personas que trabajan juntas en proyectos creativos, utilizando múltiples herramientas. Esto promueve un clima estimulante de exploración, diálogo y confrontación de ideas.

Es preciso aprender a interrogar a la realidad desde un nuevo enfoque. En lugar de preguntar ¿de qué se trata?, es necesario desarrollar el hábito de plantear cómo lo solucionamos, lo modificamos, lo construimos, lo gestionamos.

Abordar los contenidos desde una perspectiva tecnológica supone preguntar y resolver:

¿Qué se quiere hacer?

¿A quiénes va dirigido?

¿Por qué se va a hacer?

¿Con qué recursos?

¿Quiénes lo van a hacer?

¿Cómo se va a hacer?

¿Sirve lo realizado?

¿Cómo se puede mejorar?
 

Espacios involucrados

Teniendo en cuenta que uno de los objetivos es la gestión de la publicación electrónica involucrando a distintos espacios curriculares, se elevó la propuesta a alumnos y profesores de la institución. Los espacios que participaron en el proyecto son:

Ciencias Sociales

Taller: "Tecnologías de la Información y la Comunicación".

Taller: "Tecnología y Transformaciones Sociales en la Sociedad Actual"

Comunicación Arte y Diseño

Taller: "Tecnología y Lenguajes Visuales"

Taller: "Tecnología y Comunicación"
 

Descripción de la situación

El espacio curricular desde el cual se gestionó el proyecto (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pertenece al área de Tecnología de la Modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales.

Los talleres tecnológicos en nuestro colegio son un espacio de integración entre contenidos de una misma disciplina o área o entre contenidos de distintas áreas, que se presentan para el tratamiento de un tema, la ejecución de una actividad o la resolución de un problema a través proyectos tecnológicos.

Este trabajo se realizó con alumnos de Primer Año de Polimodal, los cuales tienen en este momento entre 15 y 16 años.
 

Contenidos abordados

Tecnología

Nuevas Tecnologías y la sociedad actual. Alcances. Avances tecnológicos.

Medios de información y comunicación actuales. Aspectos positivos y negativos de estas tecnologías

Informática. Telecomunicaciones: Telemática-Internet -E–Mail. Multimedia. Redes.

Influencia en el ámbito personal, académico, industrial, empresarial, etc.

Software de Comunicaciones – Herramientas para el diseño de páginas Web

Hardware para desarrollos multimediales.

Proyecto tecnológico. Análisis de productos.

Sociales

Adolescencia – Adicciones – Falsos ídolos – Software legal – Mendoza turística – Los adolescentes y la música.

Comunicación

Estrategias cognitivas de las publicaciones electrónicas. Diseño.gráfico. Entrevistas. Producción de textos e hipertextos.
 

Organización del trabajo

Los alumnos del taller fueron los encargados de la creación de la publicación electrónica, la cual fue gestionada como un proyecto tecnológico.

Alumnos y profesores de otros espacios curriculares participaron en el proyecto: los alumnos como editores de artículos periodísticos; los profesores del área de Sociales asesorando en temas relacionados con los contenidos de la revista y los del área de Comunicación y Diseño en la confección de la publicación.

Se utilizó la intranet instalada en la institución, con puestos distribuidos en lugares estratégicos y de fácil acceso para facilitar la comunicación entre los distintos participantes del trabajo, por ejemplo, la biblioteca del colegio.

Esto se pensó así debido a que los tiempos y los horarios de docentes y alumnos hacían muy difícil la comunicación y la coordinación del proyecto.

Se designaron en los distintos grupos coordinadores y responsables de las distintas tareas a realizar debido a que en tiempo y forma debía estar el producto terminado.
 

Estrategias

Para la formulación del proyecto se presentó una guía y recomendaciones para concretarlo, las que se detallan a continuación:
 

GUÍA DE TRABAJO
 

1. Detectar necesidades, demandas y/o temas de interés
Formular preguntas e interrogantes para explorar y realizar la investigación. Podremos utilizar en esta etapa encuestas, entrevistas, informes relacionados con el tema que interesa desarrollar.
    Planificación de los contenidos a abordar.

    Organización de herramientas multimediales.

    Ejecución de las actividades de acuerdo a los tiempos previstos y a la asignación de roles.

    Puestas en común para realizar el seguimiento del proyecto.
     

    7. Evaluación
    Desarrollamos la autoevaluación

    Nos evalúan nuestros compañeros

    Nos evalúan los profesores y/o otras personas.

Nota: Ejemplos de ítems a evaluar: calidad del contenido del trabajo, calidad informática, qué utilidad tiene el producto desarrollado, satisface o no las necesidades planteadas, problemas detectados, etc.
 
8. Presentación


Observaciones:

Para la organización se les sugirió a los alumnos algunas recomendaciones:

Trabajo en equipo

Debido a la cantidad de personas involucradas en el proyecto fue necesario tener en cuenta ciertas pautas de carácter organizativo y administrativo. Además se trabajó este tema con la finalidad de introducir al alumno, en alguna medida, en los modelos con los cuales se enfrentará cuando se inserte en el campo de la realidad en el mundo laboral.

Trabajar en el colegio en la realización de este tipo de experiencia implicó la necesidad de agrupar a los alumnos en equipos. El trabajo grupal enriquece las propuestas y en muchos casos, es la única forma de alcanzar resultados exitosos.

La organización de la labor del grupo fue imprescindible. Estructurar la colaboración mutua, distribuir tareas, definir responsabilidades, realizar controles, saber dialogar y lograr acuerdos, fueron algunos de los aspectos a tener en cuenta para que el proyecto no fracasara.

Todo esto se trabajó con los alumnos y algunas de las normas que se establecieron fueron las siguientes:

  1. Determinación de las reglas de trabajo para el buen funcionamiento del grupo, esto fue muy importante para el proyecto.
  2. El registrar por escrito horarios, reuniones, manejo de la documentación, roles, evitó problemas.
  3. Colaborar en crear un buen clima de trabajo.
  4. Escuchar las opiniones de los demás y respetarlas.
  5. Realizar las tareas asignadas con responsabilidad y colaborar con el compañero cuando necesite ayuda.
  6. Proponer y no tratar de imponer las ideas que uno tiene.
  7. Realizar críticas constructivas que aporten soluciones alternativas.
  8. Respetar y apoyar las decisiones de la mayoría y los acuerdos alcanzados.
  9. Fijar los plazos para las entregas del material al coordinador general.


Planificación

Para llevar a la práctica el proyecto, los alumnos debieron planificarlo por medio de una formulación presentando una carpeta con los distintos aspectos considerados.

Para la planificación del tiempo se utilizaron diagramas de Gannt.

Se trabajó con la metodología específica de tecnología en proyecto tecnológico.
 

Distribución de funciones

Una vez conformados los grupos de trabajo, se establecieron por consenso las funciones que tendría cada integrante del equipo. Se designaron coordinadores, encargados de diseño, de notas periodísticas, de materiales y herramientas, responsables del desarrollo informático y un secretario para llevar un control de toda la documentación. En la formulación del proyecto debieron confeccionar organigramas representativos de este aspecto.
 

Recursos disponibles

Intranet educativa

LAN de la Universidad Nacional de Cuyo

Dos salas de informática con 16 PCs Pentium conectadas en red.

Computadoras en biblioteca conectadas en red con la sala de Informática.

Internet en todas la computadoras.

Impresoras chorro de tinta y láser para red

Scanner .

Estación de desarrollo de materiales educativos hipermediales
 

Evaluación del proyecto

El tema de la evaluación en tecnología es un aspecto importante a considerar especialmente en este tipo de proyectos.

Considerando la forma de abordar los contenidos en los proyectos tecnológicos, que los alumnos trabajan en grupos con una finalidad común y que se obtiene un resultado o producto final, se ofrece al docente la posibilidad de encarar la tarea de la evaluación utilizando formas y elementos que brinden a los alumnos herramientas para autoevaluarse en su desempeño y paralelamente acotar la subjetividad en el momento de integrar la evaluación en una expresión numérica.

En el momento de la evaluación del proyecto se le pide a los alumnos que desarrollen la grilla a través de la cual se van a autoevaluar, se sugieren algunos ítems a modo de ejemplo, a los cuales deben agregarle otros. Una vez establecida la grilla y las pautas de evaluación, escalas, etc. , los alumnos se autoevalúan, luego los evalúan los compañeros y los docentes.

Los ítems que surgen de ellos tienen que ver con el proceso que han realizado y con la calidad del producto final o sea la publicación digital.

Tienen que ver con:

Durante todo el proyecto se incentiva a los alumnos para que se sientan partícipes de una pequeña empresa y que a la hora de evaluarse lo hagan con esa misma mirada.

Cuando llega este momento, el docente coordinador del grupo actúa guiando esta tarea de análisis y reflexión sobre lo actuado.

Desde el punto de vista del docente, el proceso realizado por los alumnos se comienza a evaluar desde el inicio del proyecto a través de una evaluación individual y grupal. Cuando llega el momento de comparar y analizar los resultados de la evaluación del docente y de los alumnos, fue sorprendente ver el grado de objetividad de estos últimos en sus calificaciones.

Sin duda, este tipo de evaluación por parte de los alumnos implica un desafío grande y por supuesto va a depender del tipo de alumnos con los que estemos trabajando, el tipo de proyecto, el entorno institucional, los directivos de la institución, etc.

Se pudo observar que la experiencia vivida por los alumnos fue positiva, ya que los estimuló a la reflexión de sus acciones, a analizar la participación en el proyecto, el grado de responsabilidad con que actuaron y cómo se relacionaron con los demás.
 

Conclusiones

Se ha intentado hacer una descripción de este trabajo que se llevó a cabo como proyecto institucional. Podrá notarse que algunos temas fueron desarrollados más que otros, esto se debe a que se creyó necesario ahondar en fundamentaciones de porqué se hicieron las cosas así, como en el caso del trabajo colaborativo y el proyecto tecnológico.

Este proyecto no terminó con la presentación de la revista digital sino que a partir de ésta, surgió la propuesta de realizar una experiencia piloto con todos los Colegios de la Universidad que existen en la provincia de Mendoza.

La mayoría de los temas aquí presentados darían para escribir y fundamentar mucho más, pero el principal objetivo fue compartir la experiencia áulica y brindar un panorama general del trabajo realizado.
 

Bibliografía no citada