Una propuesta didáctica apoyada en tecnología multimedial para el desarrollo de habilidades comunicativas en niños con síndrome de Down

 
 

Octavio Henao Alvarez
Universidad de Antioquia
Facultad de Educación
Colombia
ohenao@catios.udea.edu.co 
Doris Adriana Ramírez Salazar 
Universidad de Antioquia
Facultad de Educación
Colombia
dorys@epm.net.co

 
Luz Estella Giraldo López
Universidad de Antioquia
Facultad de Educación
Colombia
luzesgi@hotmail.com

Summary

Oral and written communication represent an area clearly deficient in Down’s syndrome children, which affects their capacity to interact in their surroundings and significantly influences their cognitive development. These limitations on everyday communication translate into a barrier that hinders social interaction and integration in regular schools. A situation as such brings to light the need to produce tools, learning environments, teaching strategies, and pedagogic proposals that stimulate the acquisition of a better communicative ability reflected in speaking, reading, and writing skills.

The purpose of this project was to create and test a teaching- learning proposal based on multimedia technology that develops communication skills in a Down’s syndrome population comprised of individuals between the ages of 4 and 12 years. Its development involved the design of an interactive multimedia learning environment (ABCLandia) to practice and stimulate communication skills.
 

Resumen

Las habilidades para la comunicación oral y escrita constituyen un área crítica en los procesos de aprendizaje de la población con síndrome de Down. Esto hace evidente la necesidad de generar herramientas, entornos de aprendizaje, y propuestas pedagógicas que estimulen la adquisición de una mejor competencia comunicativa reflejada en destrezas para hablar, escuchar, leer, y escribir. El propósito de esta ponencia es presentar una propuesta didáctica para el desarrollo de habilidades comunicativas que incorpora recursos multimediales, experimentada con un grupo de 20 niños que presentan síndrome de Down en edades comprendidas entre 4 y 12 años. El recurso informático utilizado fue el entorno multimedial ABC Landia, un programa audiovisual e interactivo para el aprendizaje integrado del lenguaje oral y escrito.
 

Introducción

La riqueza audiovisual -imágenes, sonido, movimiento- y el poder interactivo propios de la tecnología multimedial representan una alternativa muy promisoria para diseñar instrumentos novedosos, que utilizados en contextos didácticos apropiados, pueden potenciar el desarrollo de múltiples aprendizajes en alumnos con y sin necesidades educativas especiales en los niveles de preescolar y básica primaria.

Desde hace más de dos décadas la literatura especializada viene registrando múltiples experiencias e investigaciones sobre el uso de recursos informáticos en el campo de la educación especial. Por ejemplo, se han realizado experiencias en las cuales niños con diversas patologías como autismo, parálisis cerebral, y deficiencias auditivas severas han utilizado el programa LOGO para ejercitar conceptos espaciales y corporales involucrados en sus acciones, realizar proyectos de aprendizaje, interactuar con diversos objetos, expresar ideas complejas, y asumir un rol más activo y productivo en sus procesos de aprendizaje. Igualmente se han aprovechado otras herramientas informáticas para diseñar estrategias didácticas que buscan estimular el aprendizaje de la lecto-escritura y potenciar habilidades cognitivas en niños con diversos problemas de aprendizaje (Henao, Ramírez, y Giraldo, 1999).

Un adecuado nivel de competencia lingüística es una condición esencial para el avance exitoso en todos los niveles del sistema escolar. Las limitaciones comunicativas de la población con síndrome de Down constituyen una barrera para la adquisición de aprendizajes académicos. Según Gallego López (1988), “Entre el 60 y el 80% de las personas con retardo mental presentan problemas de lenguaje” (p.474), lo cual refleja la dimensión educativa del problema, y la necesidad de diseñar e implementar programas orientados a mejorar las habilidades de estos niños en el manejo del lenguaje oral y escrito.

Según Mayor y Otros (1988), en comparación con los niños normales, el desarrollo lingüístico de la población con síndrome de Down presenta las siguientes diferencias:

1. Desarrollo fonológico: Dificultades de articulación, voz y fluidez. Se destacan aspectos tales como ciertos tipos de sustituciones, un número excesivo de omisiones, y la supresión de ciertas consonantes.

2. Desarrollo léxico: El vocabulario es más reducido, y su adquisición tiende a ser más lenta que en los sujetos normales.

3. Desarrollo semántico: Presenta una capacidad limitada para combinar relaciones semánticas y para producir oraciones complejas.

4. Desarrollo sintáctico: Dificultades para ordenar sintácticamente frases, para usar verbos auxiliares en oraciones interrogativas, y para emplear los pronombres personales e indefinidos; escasa utilización de verbos compuestos; y breve longitud promedio de los enunciados.

5. Desarrollo pragmático: Deficiente desarrollo de la competencia comunicativa con limitaciones en el léxico para expresar necesidades o deseos.

Las alteraciones perceptuales, tanto visuales como auditivas, frecuentes en los niños con síndrome de Down, inciden notoriamente en el aprendizaje de la lecto-escritura. Según Fernández, González, y Martínez (1993) con relación a la escritura estos niños presentan “dificultad para establecer relación entre los signos, la representación gráfica, y los sonidos escuchados, así como en la grafía debido a su dificultad en la motricidad fina” (p.244).

Troncoso y Del Cerro (1997) citan un estudio en el cual se establecieron las siguientes cifras con relación a las habilidades lectoras de una población de 100 niños con síndrome de Down: el 17% leen y escriben bien sin ayuda, el 23% leen bien sin ayuda y necesitan apoyo para escribir, el 15% leen y escriben con ayuda, el 14% leen con bastante ayuda, el 29% no leen ni escriben. Según estos datos, el 40% de la población estudiada puede leer y escribir.
 

Objetivos

Los objetivos de esta investigación fueron:
 

  • Contribuir al éxito del proceso de integración escolar de los niños con necesidades educativas especiales potenciando su desarrollo en el área de la comunicación.
  • Construir una propuesta didáctica apoyada en tecnología multimedial para el desarrollo de habilidades comunicativas en la población con síndrome de Down en edades comprendidas entre 4 y 12 años.
  • Desarrollar una herramienta informática multimedial cuyo diseño asociado a un modelo de intervención pedagógica adecuado responda a las necesidades que en el área comunicativa presentan los niños con síndrome de Down.

  •  
     
     
     

    Referentes de la propuesta didáctica

    La noción de habilidades comunicativas hace referencia a la competencia que tiene una persona para expresar sus ideas, sentimientos, necesidades, sueños y deseos por medio del lenguaje oral y escrito. Así mismo la capacidad para comprender los mensajes que recibe a través de estos códigos. Esta propuesta didáctica está orientada al desarrollo de las siguientes habilidades comunicativas: hablar, escuchar, leer, y escribir.

    Hablar y Escuchar: Saussure (1973) define el habla como un acto individual de expresión de pensamientos, emociones, y/o representaciones del mundo mediante la emisión de sonidos propios de la lengua utilizada en su comunidad. La interpretación de un mensaje hablado depende de que el destinatario, interlocutor, u oyente posea un código lingüístico común.

    Leer y Escribir: Saber leer y escribir no es sólo conocer el sistema alfabético, saber hacer las letras o decirlas en un acto de lectura. Leer es un acto de construcción del significado de un texto mediante un proceso complejo de coordinación de informaciones diversas que provienen tanto del mismo texto, como del lector. Escribir es producir un texto con intención comunicativa, lo cual implica dominar el sistema de notación alfabética, los signos especiales, los rasgos característicos de diferentes tipos de textos, y las reglas gramaticales.

    La propuesta didáctica diseñada en esta investigación no sólo incorpora recursos multimediales, sino que se apoya en experiencias de aprendizaje inscritas dentro de tendencias educativas actuales, como son el aprendizaje mediado y el aprendizaje en grupos cooperativos.
     

    Aprendizaje mediado

    Los procesos de enseñanza y aprendizaje están influenciados por las mediaciones sociales que ejerce el entorno, y las personas que comparten la cotidianidad con el niño; además por las mediaciones instrumentales que le permiten responder a tareas específicas.

    Según Vigotsky (1979) “El aprendizaje despierta una variedad de procesos evolutivos que son capaces de operar únicamente cuando el niño interactúa con personas de su entorno, y en cooperación con sus compañeros” (p. 90).

    Un concepto clave para entender la importancia de la mediación en el aprendizaje es el de zona de desarrollo próximo, definido por Vigotsky (1979) como “la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más capaz” (p. 133).

    Ofrecer ayuda en la zona de desarrollo próximo no es sólo una función del educador; es un proceso colaborativo en el que cada participante del grupo puede actuar de manera espontánea para ayudar a los demás, y donde todos pueden aprender de lo que aporta el grupo. Enseñar en esta zona requiere ser sensible a las posibilidades del alumno, ofrecerle apoyo y orientación para que pueda alcanzar los objetivos, y aumentar su potencial de aprendizaje futuro.

    La experiencia de aprendizaje mediado supone la participación de un adulto significativo, o de un compañero más capaz. Teniendo en cuenta el potencial del niño se establece el nivel de apoyo pedagógico requerido para la ejecución de cada tarea. Este apoyo se ofrece con la frecuencia, intensidad y duración que demande el niño, y según su ritmo o estilo de aprendizaje, hasta lograr un desempeño independiente en las tareas, y una auténtica construcción del conocimiento.
     

    Aprendizaje en grupos cooperativos

    La cooperación se apoya en dos tipos de interacción:

    1. Adulto-niño: El rol principal del educador es colaborar y orientar el proceso de aprendizaje de sus alumnos, planificando entornos y actividades que incentiven y movilicen los procesos cognitivos y socioafectivos del grupo.
    2. Niño-niño: Relación en la cual todo el grupo participa en la realización de actividades de aprendizaje productivas, interesantes, y útiles para acceder al conocimiento. Es una interacción que permite el aprendizaje colectivo.

    El aprendizaje cooperativo brinda a los niños la posibilidad de establecer mayor comunicación y acercamiento con sus iguales, confrontar y comparar hipótesis de trabajo; además contribuye a definir los roles de quienes integran el grupo.
     

    Diseño de la propuesta didáctica.

    El diseño de la propuesta se estructura alrededor de los siguientes aspectos:
     

  • Definición de los núcleos temáticos con su respectivo inventario de palabras claves.
  • El planteamiento de los objetivos generales y específicos.
  • La planeación de recursos y estrategias teniendo en cuenta:
  • Las dimensiones del lenguaje que se privilegian con el trabajo
  • Los niveles de apoyo pedagógico requeridos en cada etapa del proceso.
  • La viabilidad de estrategias de aprendizaje cooperativo.
  • La participación directa de la familia en el proceso de aprendizaje.
  • La definición de los criterios de evaluación.

  •  

       

    Las sesiones de trabajo se desarrollan en tres momentos: ambientación, rotación por las estaciones de trabajo, y evaluación. A continuación se describen brevemente cada uno de ellos.

    1. Ambientación: Este primer momento dispone al grupo para el trabajo de la sesión. Es importante porque permite centrar la atención en los conceptos básicos, y establecer rutinas que facilitan en los niños la organización del trabajo académico. Aquí se empiezan a estimular las habilidades comunicativas de escuchar, hablar, y leer. Además se realizan tres actividades básicas: Saludo, introducción al vocabulario de la sesión, y canción alusiva al tema.

    2. Rotación por las estaciones de trabajo: La propuesta incluye tres estaciones de trabajo con uno o dos computadores, en las cuales se realizan actividades concretas para potenciar el desarrollo de las habilidades comunicativas alrededor del tema planteado. En cada estación está presente un mediador y se dispone de aplicaciones informáticas específicas. A continuación se describen brevemente cada una de ellas:
     

  • Estación de escritura: En esta estación se utiliza el entorno multimedial "ABC Landia", el cual permite al niño trabajar las cuatro habilidades comunicativas en forma integrada: identifica y nombra imágenes, escucha palabras y frases que las contienen, graba su propia articulación y se escucha cuantas veces quiera; escribe la palabra con o sin modelo, y escucha la lectura de un texto que la contiene; realiza lectura con apoyo de imágenes, y responde preguntas que indagan la comprensión del texto.
  • Estación de consulta: En esta estación se trabajan fundamentalmente las habilidades comunicativas de escuchar y leer. El niño recibe información básica sobre el vocabulario que está trabajando. Para ello se utilizan herramientas informativas tipo diccionario o enciclopedia, por ejemplo el programa Mi primer Diccionario Interactivo (Zeta Multimedia). Este programa cuenta con una amplio banco de palabras, cada una de las cuales está ilustrada, definida y animada. Además está concebido en formato hipertextual, lo que permite hacer enlaces con palabras relacionadas. En esta estación el mediador orienta la búsqueda de las palabras con diferentes niveles de apoyo.
  • Estación de lectura: En esta estación se trabajan específicamente las habilidades de escuchar y leer. Para ello se dispone de diversos cuentos multimediales seleccionados de acuerdo con cada tema. Se pueden utilizar títulos tales como: Wini pu y el árbol de miel, El Rey León, Babá Yagá y los Gansos mágicos, El Mundo de Totty Pig, El gato volvió, y los títulos de la colección Living Books: Little monster at school, Arthur’s Teacher Trouble, Sheila Rae The Brave, Just grandma and me. En esta estación el mediador motiva y dirige la atención de los niños a la narración; además realiza algunas preguntas relacionadas con el texto y con la animación.

  •    
     
     

    3. Evaluación: El momento final del trabajo en cada sesión es un espacio de retroalimentación. Cada alumno tiene la oportunidad de ver su producción escrita y leerla ante sus compañeros. Esta actividad promueve la autocorrección y refuerza el vocabulario aprendido.

    Descripción del entorno multimedial "ABC Landia"

    "ABC landia" es un entorno multimedial diseñado para el desarrollo de las cuatro habilidades comunicativas básicas: hablar, escuchar, leer y escribir. Esta herramienta puede apoyar de manera eficaz la adquisición de destrezas para la comunicación oral y escrita en niños con o sin necesidades educativas especiales.

    El punto de partida en el diseño de esta herramienta fue la selección de un conjunto de 140 palabras alrededor del cual se construyó un inventario de frases y textos, cuya estructura gramatical fuera sencilla, de fácil comprensión, y con sentido completo. Se utilizaron textos cortos de carácter narrativo, expositivo e informativo, que describían de manera simple y amena situaciones familiares, sociales, ambientales y culturales.

    El conjunto de palabras se seleccionó teniendo en cuenta los siguientes criterios:
     

  • Criterio fonológico: Las palabras escogidas debían incluir los diversos fonemas de la lengua española en las posiciones inicial, media, y final.
  • Criterio de frecuencia: Las palabras debían tener una alta frecuencia en el habla cotidiana de niños en edades comprendidas entre 4 y 12 años. Para satisfacer este criterio se utilizó la lista de frecuencia de Justicia (1984).
  • Criterio gramatical: Las palabras fueron distribuidas proporcionalmente en adjetivos, sustantivos y verbos. Adicionalmente los sustantivos representaban categorías como: partes del cuerpo, alimentos, animales, prendas de vestir, objetos de la casa, medios de transporte, profesiones y roles sociales, acciones y actividades humanas.
  • Criterio de ilustrabilidad: se refiere a la posibilidad que ofrecían las palabras de ser ilustradas claramente.

  •  

       

    Se conformó así un corpus de 140 palabras (70 sustantivos, 40 verbos, y 30 adjetivos), que confrontadas con la lista de Justicia (1984) cumplían el requisito de alta frecuencia, y los demás criterios establecidos.

    Todos estos recursos configuraron los tres ambientes del programa: auditivo-vocal, lectura, y escritura. Estos ambientes comparten características tales como: alta interactividad; facilidad de manejo; ilustraciones de excelente calidad en cuanto al dibujo, colorido y tratamiento de los temas; animaciones amenas; iconos sugestivos muy visibles; áreas de sensibilidad y tamaño adecuado a las posibilidades visomotoras de los niños; excelente calidad en la grabación y reproducción de sonidos; menú gráfico de fácil acceso; y transición ágil de un entorno a otro.
     

  • Auditivo-vocal: En este entorno el usuario escoge la categoría gramatical de su interés (sustantivo, adjetivo, o verbo), y activa un menú gráfico que despliega las imágenes y palabras correspondientes a cada categoría. De acuerdo con la selección aparecen en la pantalla la imagen, la palabra, y la frase. Este entorno también presenta un menú para que el usuario escuche las palabras y las frases, e imite con su propia voz la articulación, la cual puede grabar y escuchar cuantas veces quiera. Adicionalmente ofrece la posibilidad de enlace con los entornos de lectura y escritura conservando la palabra seleccionada.
  • Lectura: Este entorno también ofrece la opción de seleccionar la categoría gramatical y activar el menú gráfico; pero además de la imagen y la palabra, aquí se activa el texto generado de acuerdo con la palabra seleccionada. El usuario puede escuchar la palabra, la lectura del texto, e intercambiar algunas palabras con sus respectivas imágenes. Ofrece también la posibilidad de enlace con los entornos auditivo-vocal y de escritura conservando la palabra elegida.
  • Escritura: Este entorno ofrece al usuario un procesador de textos con las funciones básicas que caracterizan este tipo de herramientas, y con atributos de diseño e interactividad que lo hacen muy apropiado para el trabajo con niños. El usuario puede reemplazar todas las palabras con su imagen respectiva, si están ilustradas en el banco de gráficos, lo cual resulta estimulante para niños que están en la etapa inicial de lectura y escritura, y favorece el desarrollo del vocabulario visual. Comparte con los otros entornos las opciones de selección de categoría gramatical, menú gráfico, y enlace con los demás espacios de trabajo.

  •  

     
     

    Experimentación de la propuesta didáctica

    Con el propósito de evidenciar el impacto de la propuesta didáctica y la herramienta multimedial "ABCLandia" en el desarrollo de habilidades comunicativas, se realizó un trabajo experimental con dos grupos de 10 niños con síndrome de Down, uno entre 4 y 8 años, y el otro entre 8 y 12 años, durante 4 meses. Se realizaron 32 sesiones de trabajo, 2 por semana, cada una con una intensidad de 4 horas para el grupo 8-12 y de 2 horas para el grupo 4-8.

    Entre los resultados de esta experiencia se destacan especialmente los avances logrados en la capacidad de articulación. La mayoría de los niños aumentaron el número de fonemas articulados correctamente, lo cual revela que el entorno de articulación fonética es una herramienta con mucho potencial para mejorar las deficiencias de articulación características de esta población, aunque también podría ser utilizado con otro tipo de alumnos. El interés de los niños en grabar su voz los obligaba a elevar el tono habitualmente bajo de sus emisiones, lo cual incidió positivamente en la eficacia de su comunicación oral. Igualmente todos los niños mostraron algún avance en su proceso de apropiación de la escritura. La habilidad de escuchar es quizá la que menos se destacó, dado el predominio de la atención visual en estos niños. En cuanto a la lectura se destaca el interés por la lectura de imágenes en los más pequeños, y en los niños mayores el seguimiento que hacen a la historia, el reconocimiento de los personajes, y la comprensión que logran de las historias.

    Tanto la propuesta didáctica como el entorno multimedial “ABC Landia” sumergen al niño en un trabajo simultáneo de lectura y escritura, en el cual realiza diversas actividades con una palabra estimulo: verla, escucharla, pronunciarla, escuchar su propia pronunciación, apreciarla en el contexto de una frase, reproducirla siguiendo un modelo, e ilustrarla.

    En el marco de la propuesta se utilizaron varios programas comerciales para apoyar el trabajo en las áreas de la comunicación. Tanto el Diccionario interactivo (Zeta Multimedia), como los cuentos en formato multimedial, entre los que cabe destacar, Babá Yagá y los Gansos mágicos (Davidson-Anaya), y la serie Living Books (Broderbund), fueron excelentes entornos de aprendizaje para el trabajo realizado durante el programa. Lo fundamental en la elección de este tipo de materiales es analizar su contenido, sus recursos audiovisuales, y su nivel de interactividad. Pero seguramente lo más importante es que su uso se enmarque en una propuesta didáctica fundamentada en supuestos pedagógicos pertinentes y claros, que además consulten las características cognitivas y afectivas de los alumnos. Las herramientas informáticas por si mismas no son una garantía de mejores aprendizajes; es más determinante la forma en que se articulan a un contexto didáctico.

    En esta experiencia se pudo observar el proceso de escritura de los niños apoyado en un entorno electrónico, el cual sugiere un punto de vista diferente sobre la apropiación de la lengua escrita. Si se contrastan las producciones manuscritas con las electrónicas se puede corroborar que la escritura manual comienza con el garabateo, el dibujo, y los trazos primitivos, antes de llegar a las letras, seudoletras, y escritura convencional. En el entorno electrónico en cambio, los niños cuentan desde el principio con letras, signos y números que pueden combinar libremente. A través de la experiencia de escritura en el entorno electrónico se apreciaron tres niveles en el proceso seguido por los niños. Un nivel inicial donde la escritura se caracteriza por el uso de letras repetidas o la escritura de varias letras al azar. Posteriormente los niños comienzan a escribir algunas letras de la palabra modelo. Finalmente logran reproducir la palabra correctamente, aunque pueden presentar algunos errores como adiciones, omisiones, inversiones, sustituciones y repeticiones.

    Los resultados de esta experiencia permiten una primera aproximación a la sicogénesis de la escritura apoyada en dispositivos como el texto digital y el teclado. Un entorno de escritura electrónico hace posible que el proceso comience directamente con las letras convencionales, y aunque se observaron diferentes momentos en la construcción de las palabras, éstos difieren de los que han sido documentados en los trabajos de Ferreiro y Gómez (1982), Ferreiro y Teberotsky (1988), y Goodman (1982). Mediatizar la escritura con el teclado neutraliza las dificultades de coordinación visomotriz implícitas en la escritura manuscrita, lo cual puede influir positivamente en la motivación de los niños para abordar tareas de escritura, y en la cantidad y calidad de los textos que generan.

    Refiriéndose a la utilidad del teclado de una computadora o de una máquina de escribir Ferreiro (1996) señala: “Los niños pueden iniciar sus primeros intentos por escribir con todos los medios materiales a su disposición. La máquina de escribir es uno de ellos, que no compite con el lápiz sino que es complementario. Pero escribir a máquina tiene un prestigio y una nitidez que la escritura de un escritor principiante no logra” (p. 27).

    Este estudio permite concluir que la experiencia de escribir utilizando el teclado determinó movilizaciones importantes en el proceso de escritura de todos los niños. Aunque inicialmente oprimían letras al azar, o una sola letra en forma repetida, rápidamente fueron encontrando sentido a la escritura, reproduciendo en la pantalla con relativo acierto las palabras del modelo. Se puede concluir además que la mediación del adulto, el trabajo cooperativo, y el apoyo en una herramienta multimedial como ABCLandia, son condiciones apropiadas en una propuesta didáctica que busque mejorar las habilidades comunicativas de la población con síndrome de Down.
     

    Referencias