Internet gratuita en el 100% de la escuela pública y en la biblioteca popular. Pinamar. Argentina


Claudia Estela Gomez Costa
Cooperativa Telefónica Pinamar Ltda. TELPIN
Argentina
claudiagc@telpin.com.ar
Juan Angel Santoiani
Cooperativa Telefónica Pinamar Ltda. TELPIN
Argentina
jsantoiani@telpin.com.ar

Resumen

La Cooperativa Telefónica de Pinamar ha implementado con su Directora Pedagógica un Proyecto que beneficia a toda la comunidad educativa del Partido de Pinamar, Provincia de Buenos Aires, República Argentina.

El 100% de la Escuela Pública de todas las Ramas y Niveles y la Biblioteca Pública desde abril de 1999 lograron:

Se benefician con el proyecto más de trescientos docentes y 4.950 alumnos.

Pinamar es la primera y hasta ahora única ciudad del país que tiene el 100% de su escuela pública gratuitamente conectada a Internet, sin costo de pulsos telefónicos con la correspondiente y gratuita capacitación docente.
 

Desarrollo del proyecto

Visión Institucional

Hacia el fin del año 1997 la Cooperativa Telefónica de Pinamar decidió encarar un programa de promoción y desarrollo de las nuevas tecnologías informáticas en la educación y para ello lanzó un plan de concreción a mediano plazo. Durante el periodo lectivo 1998 se puso en marcha la primera parte del plan que consistió en dotar a las escuelas con por lo menos una computadora nueva, lista para Internet, más una conexión gratuita incluyendo la línea telefónica a cada jardín y escuela pública del partido de Pinamar, de todas las ramas y niveles. También se incluyeron la Biblioteca pública y los Bomberos voluntarios. Así todos los establecimientos preescolares, primarios, secundarios, el terciario y la sede universitaria, quedaron conectados gratuitamente a Internet. Asimismo se dotó de una conexión gratuita y equipo para conectar las ocho computadoras que poseía la escuela privada. Cabe aclarar que cuando se dice gratuita significa que no cuesta nada usarla ni de pulsos telefónicos ni de uso del acceso total a Internet ya que la Cooperativa no cobra nada por las llamadas locales a todos los habitantes de Pinamar. Este hecho mejoró con el agregado de que la Cooperativa se hizo cargo del mantenimiento de dichas computadoras y para ello utilizó un método ingenioso: mediante pasantías de la Escuela técnica (especialidad Informática) los alumnos aprenden y ayudan a mantener esta “red comunitaria” Así se adicionaron a esta red algunas máquinas que donaron algunas empresas y hoy en día el plantel se acerca a las 50 máquinas y se supone que con aportes de distintas empresas, organismos públicos y particulares esto irá creciendo. La Cooperativa se comprometió a mantener esta red funcionando y agregar las máquinas que se aporten al sistema. Para 1999 se planteó la necesidad de capacitar a los docentes para que le pierdan el miedo a esta tecnología y usen esta nueva herramienta en conjunción con las tradicionales. Se dispone además la mejora y mantenimiento de la red. Se implementa el curso de informática docente desarrollado por su Directora Pedagógica quien fue avalada por las respectivas Jefaturas de Inspección, Supervisores y Directivos de los establecimientos educativos.


Proyecto de capacitación docente

Internet en la educación

Prólogo. Fundamentos teóricos.

“La Internet ya se ha convertido, por propio peso y por la presión social, en una herramienta educativa de innegable valor, y cada día más y más escuelas, maestros y alumnos se suman a la nutrida hueste de los cibernautas.

Está claro que cada individuo que ingresa a este mundo virtual lo hace arrastrando expectativas propias, las que de una manera u otra acaban definiendo su relación con el medio: el comerciante pretende hacer más y mejores negocios, el político mostrar su plataforma a un número creciente de votantes; el profesional busca conectarse con la información más actualizada y con colegas distantes; los jóvenes quieren conseguir amigos y eventualmente pareja; los niños tratan de averiguar cuanto pueden sobre videojuegos y artistas de la televisión, y así podríamos seguir hasta cubrir todas las tipologías imaginables.
¿Qué pretenden los maestros de la Internet? Un poco de todo. Conectarse con sus pares, obtener información pedagógica y contenido curricular, acceder a seminarios y a cursos de actualización, intercambiar experiencias, y, entre otras muchas cosas, buscan también oportunidades para que sus propios alumnos se instruyan y eduquen. Sin embargo, la Internet dista mucho de ser el prístino espacio pedagógico que los educadores podrían desear, y, al menos en las grandes urbes de todo el país, donde comienzan a abundar los alumnos con acceso a la Red desde sus hogares, es posible ver cómo germina la semilla de un conflicto de proporciones entre la ética social y la de los ideales educativos.

Hasta no hace mucho, la ambigua y voluble ética social penetraba en la escuela de la mano de casos aislados, o impuesta por las costumbres y la cultura en un proceso visible, definido y lo suficientemente lento como para facilitar una razonable adaptación institucional. Es posible que el universo de la Pedagogía siempre haya actuado en respuesta a las necesidades y demandas de los tiempos, pero en todos los casos lo hacía tomando la iniciativa y desde su propia óptica. Montessori, Pestalozzi, Piaget y tantos otros dieron vida a nuevas técnicas y enfoques a partir de su autoridad intelectual, científica o experimental, filtrando la realidad social y sus exigencias a través de una visión pedagógica por excelencia.

Hoy, en cambio, se aprecia una invasión feroz de los espacios educativos por parte de los medios de comunicación, y quienes dictan la política educativa (ya no se habla tanto de Pedagogía...), provienen de ámbitos tan diversos como la literatura comercial, la industria, la economía, la política o el show-business.
Los educadores han perdido protagonismo a la hora de decidir el curso de su propia actividad profesional, y las más de las veces se encuentran actuando en reacción a hechos consumados o sintiéndose culpables por no "modernizarse" a la misma velocidad con que la sociedad dice modernizarse.
Sea por la causa que fuera, finalmente la escuela acaba reflejando a la sociedad, pero aún conserva un remedo de ética propia, un cierto código de valores, más cercano al ideal educativo que a la realidad de las calles y la televisión, que le permite ubicarse como guía y marco de referencia, sobre todo porque siendo un espacio pluralista demanda de quienes la integran una adecuación especial a los principios de convivencia y respeto mutuo, y porque en su carácter de espacio estructurado reclama una necesaria sujeción a un sistema jerárquico, a horarios y a planificaciones.

En otras palabras, la escuela todavía pone el acento en lo positivo antes que en lo negativo, en el orden antes que en la anarquía: el alumno puede ser desordenado en su vida privada, pero se le exige un cierto orden dentro del colegio; puede usar un lenguaje soez en su hogar, o rendirse a los caprichos, pero la escuela le impondrá límites a su comportamiento; puede ir y venir por donde desee si sus padres lo permiten, pero no puede entrar a la escuela a la hora que le plazca ni retirarse cuando le venga en gana; puede ver, escuchar y leer todo lo que tenga a su alcance fuera del ámbito escolar, pero dentro de él hay (o debiera haber), pautas muy diferentes de acceso a la información.

Y es en este último punto donde llegamos a avizorar el conflicto que planteábamos al principio. Las nuevas formas de acceso a la información, muy en particular la Internet, nos ponen frente a un dilema de proporciones cuya problemática no se agota en lo meramente pedagógico ni en lo cognitivo, sino que nos sumerge de lleno en aguas tan turbulentas como podrían serlo la legalidad y los derechos individuales.

Entonces, ¿quién determinará cómo se usa la Internet en la escuela: el medio social o los educadores?

Afirmamos enfáticamente que la escuela no puede resignar más terreno en la toma de decisiones que afectan directamente a su función educativa, a sus altos ideales y a su responsabilidad institucional, tanto ética como legal, en el marco de los servicios que presta a la comunidad.

Detengámonos un momento a considerar por qué.

La Internet, como recurso pedagógico, tiene dos puntos fuertes: es una vía directa de acceso a información de todo tipo, y un medio de comunicación eficaz y rápido. A través de ella el alumno puede ponerse en contacto con los datos que necesita para aprender una variedad de temas, incluso con otras personas que pueden brindarle información adicional, consejos o sugerencias. Además, es un ámbito donde puede asumirse un notable protagonismo, ya que permite la publicación de información propia, la puesta en marcha de proyectos y la generación de espacios públicos de participación dando igualdad de oportunidades al particular frente a las grandes empresas y corporaciones.

La contracara de estos beneficios está marcada por el carácter esencialmente caótico, libertino y muchas veces hipócritamente moralista de la Internet, que –ella sí- refleja a la sociedad del modo más crudo que pudiera imaginarse: sin controles, sin filtros y sin tapujos. La Red es un espacio de insólitos contrastes, donde lo bueno y lo malo conviven con lo sublime y lo deleznable.

Todo esto, que puede estar perfectamente bien para un adulto educado, es la pesadilla del educador, y en poco tiempo más puede convertirse en una carga difícil de sostener para las instituciones educativas, si no se toma conciencia clara de cuál es el rol que la Internet juega en la escuela y cuál es la responsabilidad profesional y moral de cada maestro que recurre a ella junto a sus alumnos, o de quien sugiere desde el aula su uso como necesario para un trabajo o proyecto. Desde un principio resulta evidente que la posición del niño o del joven estudiante frente a la computadora conectada a la Internet no puede ser igual en el hogar que en el colegio. Lo que resulta perfectamente admisible en casa –pasar una hora "chateando" con un amigo, por ejemplo- es por completo inapropiado como actividad escolar, y según sean los códigos de conducta exigidos por cada institución, y dependiendo de las circunstancias, incluso acciones simples como ésta pueden ser vistas tanto como travesuras o como faltas relativamente graves.

En la escuela, toda la responsabilidad por lo que el alumno ve o hace frente a una pantalla corresponde al maestro a cargo, a la escuela o a ambos, quienes también deben responder por los efectos y consecuencias de tales actividades. Esta responsabilidad puede ser simplemente profesional, moral, o hasta penal, si es que los estudiantes quebrantan alguna ley, producen un daño grave o lo sufren por causa de sus actividades dentro de la Internet. De modo que va en el directo interés de los maestros y de las instituciones educativas establecer reglas claras para controlar el uso de la Red y determinar en qué condiciones y con qué expectativas se brindará acceso a los alumnos. Estas reglas son lo que se conoce como Políticas de Uso Aceptable, y se han vuelto muy comunes en los Estados Unidos, Canadá y otros países donde el acceso a la Internet en las escuelas está muy difundido. Las formas que estas regulaciones asumen son variadas, pero hay en ellas un patrón común que puede servir como guía a todo aquel que desee formular las propias. Todas establecen con la mayor precisión posible que la Internet es –dentro de la escuela- un recurso educativo, y que por ende quedan fuera de los usos aceptables el entretenimiento, las actividades motivadas por intereses particulares y las conductas impropias o ilegales.

Al explicitar su finalidad educativa, tanto el colegio como el maestro están diciendo a la familia y al alumno que poseen clara conciencia del medio que están usando, de sus características y de los riesgos que presenta, y que han decidido que, a pesar de todo, el valor educativo de la Internet es lo suficientemente importante como para insistir en su utilización, con restricciones.

Lo que a esta altura de la reflexión se plantea, es entonces, la indudable capacitación profesional que el maestro debe adquirir en el uso de la Red de redes en la educación. Será el apropiado, entonces, si logra producir, como cualquier otra herramienta educativa, verdaderos aprendizajes significativos en los alumnos, donde la calidad y la excelencia sean el principal objetivo para cada actividad en todas las ramas y niveles del sistema.

Y como la premisa fundamental es que con un grupo de alumnos, siempre un docente, es a dichos profesionales a quienes se debe formar para el uso de la Internet en educación.

Se comprende entonces, que la óptica aplicada apunta esencialmente a lo pedagógico, ya que la parte técnica en lo que a máquinas se refiere, no es competencia pura del educador. Este aspecto siempre debería ser cubierto por el recurso humano especializado, en este caso, técnicos en computación o similares.

Por todo lo expuesto, solamente con docentes plenamente capacitados , el uso de la Red en la educación cumplirá con sus objetivos, aprovechando positiva y adecuadamente la nueva herramienta sin resistirnos a los avances de la tecnología.

Como decía aquella famosa frase, lema de las Jornadas de Informática Educativa’97: “Cuando soplan fuertes vientos de cambio, algunas personas construyen refugios, otras hacen molinos!

Objetivo general :

Ofrecer estrategias que agilicen el uso de la Internet en Educación y permitan lograr una comprensión eficaz de la nueva herramienta con producciones de validez significativa.

Objetivos específicos :

Capacitar a los docentes de los establecimientos educativos del Partido de Pinamar para que alcancen los propósitos descriptos en el objetivo general. Reconstruir a nivel áulico, individual y grupalmente, los conocimientos construidos en esta capacitación.

Destinatarios:

100% de los docentes de los establecimientos educativos de Pinamar, que poseen las computadoras y conexiones a Internet provistas gratuitamente por Telpin y personal de la Biblioteca Popular Manuel Belgrano.

Ramas: Común y Especial

Niveles: Inicial EGB Medio/ Polimodal Terciario/ Universitario

Duración: Años lectivos 1998, 1999, 2000 (con continuidad en años posteriores).

Organización: Implementación por etapas y con tres niveles de complejidad:
 

  • Primer Nivel: Utilización de la herramienta para producciones áulicas.
  • Segundo nivel: Creación de páginas web de los establecimientos educativos.
  • Tercer Nivel: Publicación de contenidos pedagógicos y producciones de la comunidad educativa en las páginas web elaboradas.

  •  

     
     
     

    Metodología:
     

  • Seminarios/talleres de Perfeccionamiento docente, con material de apoyo tutorial.
  • Desarrollo de proyectos educativos a nivel áulico, que apliquen lo aprendido.
  • Coordinación y supervisión permanente.

  •  

     

    Evaluación:
     

  • Del proceso y de los resultados

  •  

     
     
     

    Certificación:
     

  • Otorgada por Telpin.
  • Gestión para lograr el puntaje docente ante la Dirección de Cultura y Educación de la Pcia. de Bs.As.

  •  

     
     
     

    Acciones de implementación

    PRIMERA ETAPA. Año 1999.

    Febrero : Presentación del Proyecto ante las Autoridades Educativas de Inspección, Supervisores de cada Rama y Nivel. Confección del Organigrama permanente y a la vez flexible ante los cambios que demande la implementación.

    Marzo : Presentación del Proyecto ante las Autoridades Directivas de los Establecimientos Educativos.
     

    SEGUNDA ETAPA.

    Abril-Mayo: Capacitación docente en el uso de la herramienta. Primer nivel de complejidad. Nivel Inicial y EGB (Rama Común y Especial)

    Junio-Julio : Proyectos áulicos utilizando el correo electrónico, la web, chat educativo, clases gemelas, etc.
     

    TERCERA ETAPA.

    Agosto: Exposición de los Trabajos de campo realizados por docentes y alumnos en el Primer Nivel de complejidad. Evaluación final. Entrega de diplomas de acreditación. Apertura de los nuevos cursos de capacitación docente en el uso de la herramienta*, ( Primer Nivel de complejidad) y paralelamente continuación con los docentes egresados en la producción de trabajos áulicos y creación de páginas web utilizando la nueva herramienta. (Segundo Nivel de complejidad).

    *La apertura de nuevos cursos del Primer nivel de complejidad está destinada a: Docentes de Nivel Medio y Polimodal, Terciario, Universitario y docentes de Niveles Inicial, EGB (Rama Común y Especial) que no hubieran cursado en el primer cuatrimestre).
     

    CUARTA ETAPA.

    Agosto-Septiembre : Primer Nivel de complejidad: Capacitación docente en el uso de la herramienta Segundo Nivel de complejidad: Proyectos áulicos.
     

    QUINTA ETAPA.

    Octubre-Noviembre: Primer Nivel de complejidad: Proyectos áulicos utilizando el correo electrónico, la web, chat educativo, clases gemelas, etc. Segundo Nivel de complejidad: Creación de páginas web utilizando la nueva herramienta.

    Diciembre : Exposición comunitaria de los Trabajos de campo realizados por docentes y alumnos en el Primer Nivel de complejidad y demostración on-line de las páginas web construidas en el Segundo nivel de complejidad disponibles en la URL: http://www.telpin.com.ar/interneteducativa

    Evaluación final escrita para los dos niveles de complejidad. Entrega de diplomas de acreditación. Evaluaciones del curso con docentes y directivos.
     

    SEXTA ETAPA. Año 2000.

    Enero-Febrero : Planificación del año lectivo para las instancias de capacitación en los tres niveles de complejidad. Aportes de los docentes participantes.

    Marzo- Diciembre: Nueva implementación de la capacitación en sus tres niveles de complejidad, comenzando el 18 de abril de 2000. Extensión del curso a localidades de la Prov. de Buenos Aires, con modalidad mixta, presencial y “sin distancia”, utilizando nuevas metodologías y herramientas propias de las NTIC’s, tales como videoconferencia, E-mail, foros de discusión, etc.

    Contenido y desarrollo de los módulos.
     

  • PRIMER NIVEL DE COMPLEJIDAD

  •  

     
     
     

    Modalidad: presencial.

    Duración: 40 horas reloj, (60 horas cátedra) .

    Frecuencia: un encuentro semanal pudiendo elegir turnos por la mañana, por la tarde o en horario vespertino.

    Comienzo: viernes 9 de abril de 1999/ viernes 27 de agosto de 1999/martes 18 de abril de 2000.

    MÓDULO I: INTERNET EDUCATIVA. POLÍTICAS DE USO ACEPTABLE. CONFERENCIA PLENARIA. Régimen obligatorio.

    FECHA: viernes 9 de abril de 1999,viernes 27 de agosto de 1999 y martes18 de abril de 2000

    HORA: 18,30.

    LUGAR: Hotel del Bosque (año 1999) y Teatro de La Torre (año 2000). Pinamar.

    DISERTANTE: Prof. Hugo Castellano.

    MÓDULO II. INTRODUCCIÓN A INTERNET.
     

  • Conceptos básicos.
  • Estructura de la Red de redes.
  • Requisitos del sistema.
  • Recursos, generalidades.
  • Web, Correo electrónico, IRC, etc.

  •  

     
     
     
     

    MODULO III. EXPLORANDO LA WORLD WIDE WEB.
     

  • Generalidades.
  • Hipertexto, hipervínculo. URL
  • Visualizadores, estructura y función.
  • Interfaces de trabajo.Versiones: IE4.0. y 5.0 Otras.
  • Barra de navegación. Utilización
  • Barra de direcciones y de vínculos
  • Favoritos, etc.
  • Trabajo de campo. Experiencias áulicas.

  •  

     

    MÓDULO IV. ABORDANDO CONTENIDOS.
     

  • Definición y características generales de Motores de Búsqueda y Directorios.
  • Opciones de búsqueda. Operadores.
  • Resultados de las búsquedas. Operadores lógicos. Selección de la información.
  • Sitios educativos. Contenidos para cada Rama y Nivel del sistema educativo.
  • Trabajo de campo. Experiencias áulicas.

  •  

     

    MÓDULO V. CORREO ELECTRÓNICO.
     

  • Concepto y estructura del correo electrónico. Direcciones de E- mail
  • Interfaces de trabajo. Microsoft Outlook Express. Otras.
  • Redactar, enviar mensajes de correo electrónico.
  • Descargar y leer mensajes.
  • Insertar imágenes y adjuntar archivos.
  • Libreta de direcciones. Organización de contactos y direcciones de correo.
  • Cuentas de correo en la Web.
  • Trabajo de campo. Experiencias áulicas.

  •  

     

    MÓDULO VI. COMUNICACIÓN.
     

  • Listas de correo. Suscripción, manejo y comportamiento de la lista.
  • Listas educativas.
  • Foros de discusión(ídem listas de correo).
  • Foros educativos.
  • IRC. Chat educativo.
  • Clases gemelas.
  • Trabajo de campo. Experiencias áulicas.

  •  

     

    MÓDULO VII. AVANZADOS. EVALUACIÓN .
     

  • Creación y configuración de una Conexión de acceso telefónico a Redes.
  • IE 4.0 y 5.0.
  • Microsoft Outlook Express.
  • Trabajo de campo. Experiencias áulicas.
  • Evaluación escrita.

  •  
  • SEGUNDO NIVEL DE COMPLEJIDAD.

  •  

     
     
     

    Modalidad: presencial.

    Duración: 40 horas reloj, (60 horas cátedra) .

    Frecuencia: un encuentro semanal pudiendo elegir turnos por la mañana, por la tarde y en horario vespertino.

    Comienzo: viernes 27 de agosto de 1999/martes 18 de abril de 2000.

    MÓDULO I
     

  • Procesador de textos.
  • Profundización en el uso.
  • Microsoft Word.
  • Prácticas áulicas.
  • MÓDULO II
  • Tratamiento de imágenes y Programas graficadores.
  • Profundización en el uso.
  • Paint.
  • Prácticas áulicas.

  •  

     
     
     

    MÓDULO III
     

  • Páginas web.
  • Programas para la edición y publicación de las mismas.
  • Front Page Express.
  • Construcción de páginas web de cada Establecimiento educativo, Biblioteca Popular, Museo de Pinamar, Fundación Ecológica y Secretaría de Inspección.
  • Presentación on-line comunitaria de las mismas.

  •  
  • TERCER NIVEL DE COMPLEJIDAD.

  •  

     
     
     

    Modalidad: presencial.

    Duración: 40 horas reloj, (60 horas cátedra)

    Frecuencia: un encuentro semanal pudiendo elegir turnos por la mañana, por la tarde y en horario vespertino.

    Comienzo: martes 18 de abril de 2000.(Cursado por el 100% de los docentes que terminaron la segunda etapa.)

    MÓDULO UNITARIO.

    Trabajo conjunto de docentes, alumnos e integrantes de la comunidad educativa.
    Preparación, edición y publicación de contenidos pedagógicos en las páginas web confeccionadas.
     

    Evaluación del proyecto

    En forma general, concebimos como evaluación de proyectos educativos “al análisis indagatorio de los procesos, resultados y productos que generan los cursos de acción (operaciones) de los proyectos educativos inscritos en el marco de un programa educativo direccional” Fases aplicadas al proyecto de capacitación docente de Pinamar.

    FASE I: Análisis de la demanda de evaluación y diseño operativo de la evaluación.

    Proyecto a evaluar: Proyecto de capacitación docente para el uso de Internet en educación en Pinamar. Período analizado: marzo/99 a diciembre/99.
    Programa educativo direccional: Proyecto: Internet gratuita en el 100% de la Escuela pública de Pinamar, Argentina.
    Período: diciembre/97 a diciembre/00 .
    Demandante: Empresa que implementa y financia el proyecto: Cooperativa Telefónica Pinamar Ltda. TELPIN.
    Problema que pretendió atacar el proyecto: la falta de capacitación de los docentes pinamarenses para utilizar Internet como un recurso más en su desempeño profesional.
    Objetivos de la evaluación: posibilitar el análisis concreto del proceso y del producto del proyecto a partir de su implementación, para permitir la toma de decisiones en cuanto a la continuidad del proyecto en el año 2000, para nuevas instancias de apertura de capacitación en el primero y segundo nivel de complejidad.
    Características de la evaluación: en este caso particular, están reunidas todas las características posibles.

    FORMATIVA (en tanto se aplica a cada una de las etapas del proyecto, mientras ellas se desarrollan en sus tres niveles de complejidad).
    SUMATIVA: porque se aplica también al finalizar el proyecto.
    Del PROCESO, en tanto recoge los elementos que se pusieron en practica para lograr los resultados.
    De PRODUCTO, entendiéndolo como los resultados obtenidos.
    DESCRIPTIVA, porque necesariamente las situaciones planteadas requieren esta clase de lenguaje y ANALÍTICA, porque también están presentes las cifras y estadísticas en relación entre lo deseado y lo obtenido, por etapas y al final.
    FASE II: Análisis de la consistencia interna del proyecto

    2.1 Identificación de los elementos internos.

    Objetivo general:

    Ofrecer a los docentes de Pinamar de todas las ramas y niveles del Sistema educativo, estrategias que agilicen el uso de la Internet en Educación y permitan lograr una comprensión eficaz de la nueva herramienta con producciones de validez significativa. Los causales que se identifican para la formulación de este objetivo general en el proyecto, son los que se derivan de la falta de conocimiento de los docentes para la utilización de Internet como un recurso más en educación, independientemente del manejo técnico de la infraestructura necesaria, que no es competencia de los educadores. .

    Objetivos específicos:

    Capacitar a los docentes de los establecimientos educativos del Partido de Pinamar para que alcancen los propósitos descriptos en el objetivo general. Reconstruir a nivel áulico, (individual y grupa), los conocimientos construidos en esta capacitación.

    Operaciones previstas:

    El desarrollo por etapas de la capacitación en seminarios y talleres de perfeccionamiento docente, fuera del horario escolar, en cursos de 40 horas cátedra y dos niveles de complejidad: el primero, de marzo/99 a agosto/99 y el segundo, de agosto/99 a diciembre/99. Esta capacitación se llevará a cabo en las escuelas de Pinamar, pues todas cuentan con PC’s conectadas gratuitamente a Internet, sin costo de pulsos telefónicos. Realización de exposiciones comunitarias para que se pueda apreciar el trabajo áulico realizado por los docentes.

    Metas:

    Del primer nivel de complejidad: lograr la incorporación de Internet como un recurso más en el aula, utilizándolo apropiadamente para la producción de aprendizajes significativos. Del segundo nivel de complejidad: creación de las páginas web de los establecimientos educativos y la Biblioteca Popular Manuel Belgrano, realizadas por los docentes que intervienen en el proyecto.

    2.2 Análisis de los elementos internos.

    Los objetivos están correctamente formulados, con sus verbos en infinitivo, cada uno con un solo resultado a lograr, y son coherentes con las metas planteadas. Si bien en los objetivos no se hace explícita la duración en el tiempo, éste está perfectamente acotado en el proyecto, expresado puntualmente en el ítem Duración: desde marzo de 1999 hasta diciembre de 2000 y años subsiguientes. Ya se aclaró además que el período elegido para esta evaluación, es de marzo de 1999 a diciembre de 1999. Las operaciones también están en sintonía con los objetivos, acotadas en el tiempo, haciendo mención al espacio en que se realizarán: las escuelas de Pinamar, y explicadas en su implementación.

    2.3 Evaluación de los elementos internos.

    El diseño del proyecto cumple con los requisitos mínimos que permiten su evaluación.

    FASE III: Análisis de la direccionalidad del proyecto educativo.

    3.1 Reconstrucción analítica del PES(Problema Educativo Situacional)

    La red de factores de producción de Problema Educativo Situacional, a partir del cual se procedió a diseñar el proyecto que se está evaluando en este caso, es sencilla de explicar. En primer lugar, una comunidad escolar carente de infraestructura informática que de pronto se ve favorecida con la cesión de computadoras al 100% de los establecimientos, todas ellas conectadas gratuitamente a Internet y sin tener que pagar un peso de pulsos telefónicos por todo el tiempo de utilización. Esto, que a primera vista es una gran fortaleza, hubiera sido una catastrófica debilidad, pues se comprende que el personal docente no había sido preparado para la utilización de esta nueva tecnología. Por lo tanto, la capacitación a tiempo, constituye la necesidad crucial del proyecto que estamos evaluando. En segundo lugar, queda claro que el centro crítico de intervención será el docente, quien es el profesional idóneo para aplicar este recurso en sus actividades pedagógicas.

    3.2 Contrastación de los elementos internos del proyecto educativo en el Problema Educativo Situacional.

    El diagnóstico del proyecto consideró los indicadores reales del problema, pues las causas del mismo son claras y objetivas: máquinas conectadas a Internet versus docentes sin capacitación para usarlas. El proyecto, a su vez, ataca los centros o nudos críticos del problema para revertir la situación educativa inicial, pues justamente el eje del problema coincide con el eje de ataque para revertir dicha situación problema: es el docente.

    FASE IV: Seguimiento y evaluación de los productos educativos esperados.

    En este caso, esta fase de la evaluación contribuye específicamente al seguimiento del desarrollo del proyecto en cada una de las etapas propuestas en el mismo, atendiendo a las operaciones del primero y del segundo nivel de complejidad. En los considerandos del resumen presentado, y en el desarrollo completo del proyecto, algunos indicadores dan pie para afirmar que los logros o metas esperados fueron alcanzados en el tiempo previsto. La metodología elegida para esta comprobación, fue la más sencilla pero también la más completa: la observación directa de los docentes en sus clases áulicas. (Los registros escritos, de video y fotográficos, así como la investigación y posterior nota de tapa en La Nacion, 29 de agosto/99, por la periodista Susana Reinoso, dan fe y quedan a disposición del demandante de esta evaluación.) En el primer nivel de complejidad se comprobó la utilización de Internet en todas las áreas de la competencia pedagógica. Se desarrollaron ricos trabajos de campo, experiencias con E- mail, clases gemelas, chat educativo, etc. En el segundo nivel de complejidad, las páginas web creadas por los docentes, son la muestra de las metas alcanzadas. Para consultas, su URL es: http://www.telpin.com.ar/interneteducativa.

    La exposición comunitaria, libre y gratuita, mostró las producciones de docentes y alumnos en una verdadera fiesta. (Registros a disposición). Los contenidos teóricos, fueron alcanzados satisfactoriamente por el 100% de las personas que rindieron su examen final: 120 docentes. (Archivo de exámenes a disposición).

    FRECUENCIA DE MEDICIONES: MENSUAL. RESPONSABLE: DIRECTORA PEDAGÓGICA.

    FASE V: Evaluación de los resultados finales del proyecto educativo.

    A través de los resultados presentados, se determina la eficacia del proyecto de Pinamar, ya que se han cumplido las metas perseguidas desde el comienzo. En cuanto a su eficacia, señalo que dichos resultados se obtuvieron en los tiempos estimados.

    FASE VI: Elaboración del informe de evaluación

    Este informe final, da respuesta a la posibilidad de apertura del primero y segundo nivel de complejidad en el marco del desarrollo previsto para el Proyecto de capacitación docente en el uso de Internet en Educación, durante el año 2000. Un primer indicador cualitativo revela la situación del problema inicial: computadoras conectadas a Internet listas para ser utilizadas en todos los establecimientos de la escuela pública y en la Biblioteca popular de Pinamar y por el otro docentes sin capacitación para usar la nueva tecnología en su tarea profesional. Indicadores cuantitativos en el partido de Pinamar a fines de 1998: Parque de 50 máquinas en total, 300 docentes y 4.950 alumnos. Los cursos se desarrollaron fuera del horario escolar, en las instalaciones de los establecimientos educativos, con una duración de 40 hs. reloj en cada nivel de complejidad. Se realizaron trabajos áulicos utilizando la nueva tecnología, clases gemelas, chat educativo, se utilizó E-mail y se crearon los sitios web de cada establecimiento educativo y de la Biblioteca Popular. De los trescientos docentes de Pinamar, 150 comenzaron el curso, y terminaron en forma completa y con evaluación final aprobada los dos niveles de complejidad propuestos: 120 docentes, (el 80%). Se deduce que hubo un muy bajo índice de deserción, (el 20%) teniendo en cuenta la no obligatoriedad para realizar esta capacitación propuesta. El grado de eficacia, para los docentes que terminaron el curso, fue del 100%, ya que los objetivos alcanzaron las metas en los tiempos previstos. Si atendemos al índice de deserción, la eficiencia fue del 80%. Si atendemos a la población docente total, se observa que se capacitó al 40% de la población objeto de aplicación del proyecto. Se concluye aconsejando la nueva apertura del segundo y tercer nivel de complejidad en el año lectivo 2000, para dar oportunidad de cursar la capacitación a los docentes que no se hubieran acercado durante el año 1999. Con docentes plenamente capacitados, el uso de esta nueva herramienta en educación, será el adecuado, pues contribuirá al logro de aprendizajes significativos. (Nota de la autora: La recomendación del informe final se puso en práctica, y al 31 de mayo de 2000, se encuentran cursando el primero y segundo nivel de complejidad 130 docentes.)
     

    Bibliografía